Artículos sobre fantasía y escritura

Arquetipos de la fantasía 05: El compañero

Por: José Alejandro Cantallops Vázquez

El rol del compañero es ser el principal apoyo del héroe/heroína, además debe contrastar de cierta manera con la personalidad, habilidades o moralidad. A diferencia de los arquetipos anteriores, el papel del compañero es el de un personaje menor. Por tal razón, muchas veces los autores de fantasía los descuidan y se conforman con convertirlos en el contraste de algún rasgo del héroe y dejarlos así.

Sin embargo, a pesar de que sí, no tienen tanta importancia como lo podría tener un mentor o el antagonista, pero deben ser desarrollados. Los compañeros como personajes secundarios son los que aportarán al lector la sensación de que está leyendo una novela donde el héroe está rodeado de personas. Los compañeros, además de cumplir su rol de apoyo, tienen que tener sus propias motivaciones, deseos y conflictos internos y estás deben ser consistentes con la ayuda que le brindan al héroe.

¿Qué hace a un buen compañero?

Al igual que el mentor, el héroe/heroína y el antagonista, a pesar de la diversidad de roles que pueden adoptar, existen características comunes que definen a un buen compañero.

Lo primero que debes lograr hacer es que tu héroe no sea perfecto: los héroes perfectos son aburridos, porque lo hacen todo bien, no tienen fallas con las cuáles el lector pueda relacionarse y, sobre todo hacen conscientes al lector de que no son más que un montón de letras escritas por otra persona. Por tanto, es el papel de los compañeros ser aquel que posea las habilidades de las que carece el héroe y sean vitales para que su grupo tenga éxito.

Estas habilidades pueden variar, mucho, pero no importa que tan insignificante sean, incluso ser capaces de cocinar bien, pueden crear una gran diferencia en el estado de ánimo. Imagina a tú héroe intentando subirle los ánimos a una tropa que come el mismo pan duro y rancio todos los días. Sin embargo, un compañero que sepa cocinar, mantendrá contenta y llena la barriga que es algo casi tan vital como que fuera un excelente espadachín o hechicero.

También, su carácter o forma de actuar deben contrarrestar la del héroe, quién no debe ser capaz de hacer que los miembros de su grupo hagan todo lo que él quiera. Deben formar una oposición y hacer entrar en razón al héroe cuando este quiere hacer algo alocado o evitar que cometa errores de novato. Muchas veces este papel de contraste lo cumple el mentor, pero, la mayoría de las veces, este no estará con el hasta el final. Recuerden como Gandalf condujo a Frodo por el camino, pero al final es Sam quien se queda hasta el último momento con Frodo.

Arquetipos de compañeros más comunes

El músculos

Los personajes que asumen este arquetipo se caracterizan por ser grandes luchadores físicos, aunque, necesariamente, tienen que estar llenos de músculos. Sus habilidades de combate con: la espada, las artes marciales, espadas, lanzas, cuchillos, hachas de batalla, etc., está por lo general al nivel de los mejores luchadores del mundo y las usarán a proteger del daño físico y cubrirle las espaldas al protagonista.

Por tanto, su rol básico es de ser el protector del héroe. Esto significa que si tienes un héroe que es débil físicamente, su compañero, o al menos uno de ello, debe ser un músculos que luche por él y lo proteja. Mientras que también puede luchar a su lado en el campo de batalla.

Sin embargo, dependiendo de la moralidad que escojas para este personaje puede ser alguien altruista, quien solo lucha para proteger a quienes les importan y le parece bien. Mientras, que simplemente puede ser un asesino, guerrero o matan que disfruta impartiendo violencia y se ha unido al grupo porque cree o le han ordenado que le cubra a las espaldas del héroe

Uno de los ejemplos que más me ha gustado del arquetipo del músculos con una moralidad gris es Amistoso de La mejor venganza, de Joe Abercrombie. Amistoso está obsesionado con el orden y los números, necesita que su vida se rija por horarios estrictos y todo sea contado. Al mismo tiempo posee un cuerpo y una fuerza inmensa que, sumada a su habilidad con el hacha de carnicero, lo convierten en uno de los asesinos letales del bajo mundo. Pero es un hombre leal hasta la muerte con las pocas personas que considera sus amigos o que le han encargado proteger. Además de tener unos comentarios genialmente aterradores las pocas veces que dice más de tres palabras seguidas.

Cotillon, de Malaz, Steven Erikson & Ian C. Esslemont, es probablemente el mejor asesino del mundo, su habilidad es legendaria, tanto que al ascender y convertirse en un dios comienzan a adorarlo como el patrón de los asesinos. No obstante, todas son para proteger a Amnanas (Kellanved), la única persona en quien confía y con quién comparte sus ambiciones por dominar el panteón de todos los dioses de Malaz y traer una nueva forma de adoración.

Puño de Hierro, El portador de la Luz, Brent Weeks, este, a diferencia de mis ejemplos anteriores tiene un código moral inquebrantable. Es insuperable con casi cualquier arma que caiga en sus manos y su habilidad para trazar solo la potencia aún más. Sin embargo, no es alguien que considere a cualquiera su amigo, puede servir y proteger a otros, ese es su trabajo como guardia negro. Pero, una vez que decide que es tu amigo y te jura lealtad (lo hace con Gavin Guille), será un pilar inquebrantable a tu lado.

El cerebro

Este arquetipo es una variante del arquetipo del genio que vimos entre héroes/heroínas, y al igual que allí, describe a una persona increíblemente inteligente en una especialidad. Pero, aquí esta no es la que asume el protagonismo, debido a que el personaje secundario del cerebro tiende a ser una persona retraída, antisocial y que solo ayuda al grupo debido a su relación con el protagonista que es una de las pocas personas en al que confía.

Su papel dentro del grupo será ofrecer soluciones ingeniosas o alternativas cuando se enfrentan a un problema poco común. Muchas de estas soluciones le desagradarán a los personajes que encajan con el arquetipo del músculos, debido a que tienden a evitar el uso de la violencia. En la fantasía, se ha vuelto casi una característica agregada que el personaje del cerebro también sea un mago y que tenga mal carácter como veremos en los siguientes ejemplos.

Ben el Rápido, Malaz, Steven Erikson, uno de los magos más poderosos del imperio (domina doce sendas/tipos de magia, en un mundo donde la regla es una por persona), pero, probablemente es una de las personas (dioses incluidos) más inteligentes. Su habilidad le permitirá a los Abrazapuentes, sobrevivir a innumerables situaciones que se encontrarán a lo largo de más de veinte años luchando por todo el mundo.

Kruppe, Malaz, Steven Erikson & Ian C. Esslemont, este es otro personaje de los muchos personajes inteligentes de Malaz, pero que encaja dentro del arquetipo del cerebro, porque aunque sus juegos de manipulaciones y poderes mágicos lo hagan un personaje influyente, prefiere pasar el tiempo con pequeños juegos de ladrones con sus amigos. Su verborrea es casi insoportable e inentendible, siendo esa la principal razón por la cual solo confía en unas pocas personas que considera sus amigos.

Raistlin Majere, Dragonlance, Margaret Weiss & Tracy Hickman otro mago, y mucho más conocido que los anteriores, debido a que durante los ochenta se convirtió en el paradigma de los magos ansiosos de conocimiento y poder. Sin embargo, al comienzo de sus aventuras, con Tanis y sus compañeros, su papel fue más el del cerebro, usando su magia para librar a sus compañeros de viaje de problemas. Este, durante esta primera etapa siempre fue protegido por su hermano Coramon, que funge como su músculo vinculado por la hermandad de sangre.

El amigo

Si los dos arquetipos anteriores ofrecían algún tipo de habilidades de lucha o mágicas. Este personaje solo puede ofrecer una cosa al protagonista: su amistad. El protagonista puede ser el héroe indicado para el objetivo que le han dado o ha decidido completar, sin embargo, hay un peligro más grande que cualquier Señor Oscuro contra el que debe luchar: su yo interno.

Solo la amistad y la comprensión de otra persona cercana le hará superar esas crisis de fe que deberá enfrentar cuando cree que el reto es demasiado grande para sus habilidades. O, alguien con la confianza suficiente como para regañarlo y devolverlo a su lugar cuando se pasa con su ambición o hace algo que su viejo yo nunca hubiera hecho. Todo eso es lo que debe hacer el amigo, que muchas veces le ofrecerá solo su apoyo emocional y alguna que otra habilidad logística.

Sam, de El Señor de los Anillos, J. R. R. Tolkien, probablemente el ejemplo más conocido dentro y fuera de la fantasía del arquetipo del amigo. A lo largo del viaje hacia el Monte del Destino, Sam se mantiene fiel y leal al señor Frodo, quien poco a poco va cambiando debido a la influencia maligna del anillo. Y, en última instancia, Sam es la razón por la que Frodo se mantiene cuerdo y logran destruir el anillo.

El sargento Colon, de Mundodisco, Sir Terry Pratchett, quiénes han leído la saga de Mundodisco quizás no le hayan dado mucha importancia a este personaje menor que aparece en las novelas de Sam Vimes. Pero, el sargento Colon es la persona que durante más de veinte años ha aconsejado a Vimes, en los tiempos más duros de su etapa alcohólica, como cuando asciende y se ve superado por algunas situaciones como la paternidad. El sargento Colon puede no ser el oficial de policía más capacitado, pero Vimes lo aprecia por sus consejos, simples y mundanos, así como el estar siempre allí, a pesar de todo.

Zidantas, Los guerreros de Troya, David Gemmell, es el ejemplo mejor hecho que he leído de lo que debe ser un amigo para alguien tan talentoso y carismático como Helicaón. Es la consciencia de Helicaón, un muchacho al que considera como un hijo propio y por el cual está dispuesto a dar su vida. Helicaón lo valora como a un padre verdadero y, como una de las dos personas que es capaz de sofocar su ira. Además, en esta novela me gusta como Gemmell toma un personaje secundario y lo convierte en una de las motivaciones principales del protagonista.

 

Espero que te haya gustado este, el último artículo de mi serie sobre los arquetipos de la fantasía. ¿Qué te parecieron estos artículos? ¿Te gustaría que escribiera alguno sobre los tropos y los clichés? Si es así, deja tu comentario.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

8 Comentarios

  • DannX

    Me ha gustado mucho esta serie de artículos, revisando los arquetipos me he puesto yo también a buscar ejemplos de cada uno entre lo que he leído y en mis propios personajes, sorprendido que de una forma u otra puedo encajar a muchos en más de uno.
    Para mí los compañeros son importantísimos, tanto como el/la protagonista, sobre todo si hacen el viaje juntos y también aprenden o crecen, convirtiéndose en co-protagonistas.
    Sería muy genial también una sección de tropos, es útil conocerlos, al menos a mí me han servido muchísimo, analizando los tropos en los que entra mi novela y sus ejemplos en otras obras he logrado identificar elementos en común que podía cambiar o invertir en la mía para hacerla aunque sea un poco más original.

    • José Alejandro Cantallops Vázquez

      Que bueno que te hayan gustado, y por supuesto, no son los únicos arquetipos, son par de decenas, aunque estos son los que más se aplican a la fantasía.
      Bueno, entonces lo de los tropos está casi decidido, y los que pondré estarán basados en los que están tv tropes, pero con más ejemplos y sugerencias propias.

      • DannX

        Super, fue en esa página donde encontré mis tropos, es muy completa y sus nombres y descripción para algunos tropos son muy divertidos. Estaré atento.

      • José Alejandro Cantallops Vázquez

        Sí, yo aproveché que hace poco tengo conexión fija y los he ido descargando casi todos. Ahora estoy en el proceso de clasificarlos y ponerme a traducirlos, aunque no literalmente, sino con una traducción bastante libre.
        Por ahora, la fecha de que comience a publicarlos debe ser el año que viene.

    • José Alejandro Cantallops Vázquez

      Gracias, los de los tropos serían una sección completa, onda los Limyaael serían unos 400 o 500 con ejemplos de novelas y como invertirlos.

      • VonGoldring

        Suena bien. Con todo eso tendremos contenido para el blog para un buen par de años. Además que se redondea un poco toda esa información básica q los amateurs agradecemos mucho. Entre tus artículos y Limyaael es casi un pequeño curso en línea sobre la fantasía.

      • José Alejandro Cantallops Vázquez

        ¿Ya de le diste una lectura a los subgéneros de la fantasía?
        El objetivo a largo plazo es ese, lograr tener un centro donde enseñar fantasía, ya sea con clases en físico o en virtual. Próximamente seguiré agregando más contenido, en especial de worldbuilding.
        Y bueno, el plan, por ahora, son dos años más de blogs. Después, ya veremos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *