La ardua guía a la Tierra de la Fantasía

Bardos

Es mejor pensar en ellos como USUARIOS MÁGICOS musicales. En Tours anteriores tendían a ser personas modestas, forzadas a vagar por el continente vestidos con ropas finas maltratadas, sacando un sustento pobre del tocar y cantar en las TABERNAS y FERIAS. No siempre fueron honestos. Cuando su MÚSICA probaba tener un poder enorme, estaba inocentemente sorprendidos por este y generalmente culpaban a sus ARPAS. Hoy en día, la Administración está al corriente de los poderes de los Bardos y ha tomado la medida de agrupar a los más jóvenes dentro de gremios o compañías teatrales bajo el escrutinio de un maestro, para tener una estricta formación profesional. Ahora se requiere que los Bardos vistan inteligentemente, toquen el Arpa y al menos otros dos instrumentos, tener al alcance de la mano todas las canciones e invocaciones disponibles (y cantarlas a un nivel profesional), memorizar todas las LEYENDAS, BALADAS y el viejo saber popular (TOA), recitar poemas épicos y saber un buen número de hechizos. Así que frecuentemente se unen a los Tours como un COMPAÑERO poderoso. Puedes pedirle a un Bardo que abra PORTALES, apacigüe demonios y haga casi cualquier cosa musical. A menudo, ella o él será capaz de extraer de su memoria piezas vitales de CONOCIMIENTO que ha olvidado incluso tu MENTOR. Los Bardos son tan poderosos que es posible que cuando envejezcan todos se conviertan en MAESTROS MÍSTICOS. Después de todo, los Maestros Místicos tendrían que haber comenzado en alguna parte.

Tomado de La ardua guía a la Tierra de la Fantasía, de Diana Wynne Jones. Traducido y comentado por José Alejandro Cantallops Vázquez.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *