La ardua guía a la Tierra de la Fantasía

Botes

Casi siempre son bastante y hechos de madera. Esto es para hacer más fácil que se hundan durante una TORMENTA, ser atrapados por PIRATAS o sean volteados por un MONSTRUO MARINO.

Los aparejos de los botes son intrigantes. Los pequeños parecen ir de proa a popa longitudinalmente de una manera más moderna que en las naves más grandes, las cuales siempre parecen tener aparejos mucho más antiguos. Una vez más, quizás esto es para que así los piratas puedan atraparlos más fácilmente, pero crea problemas cuando hay vientos contrarios. Los HECHICEROS bienintencionados son forzados a pasar largas horas de pie tanto en el mástil como en la proa, haciendo que el viento llene las velas.

Ver también GALEONES y NAVES.

Tomado de La ardua guía a la Tierra de la Fantasía, de Diana Wynne Jones. Traducido y comentado por José Alejandro Cantallops Vázquez.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *