La ardua guía a la Tierra de la Fantasía

Caballos

Son de una raza única en la Tierra de la Fantasía. Son capaces de galopar a toda velocidad el día entero sin un descanso. Algunas veces no necesitan comida o agua. Nunca pierden las herraduras, cojean o meten sus cascos en agujeros, excepto cuando a la Administración le parece necesario, como cuando las fuerzas del SEÑOR OSCURO están a solo media hora de distancia. De otra manera, nunca tropiezan. Ni nunca le hacen la vida difícil a los Turistas al morder o patear a sus jinetes, u otra manera. Nunca se resisten a ser montados o se inflan para que sus cinchas se resbalen, o cualquier de las otras cosas que hacen a los caballos tan peligrosos en este mundo. Por ejemplo, nunca son tímidos, y raramente lloriquean o demandan azúcar en momentos inoportunos. Pero por alguna razón no puedes mantener una conversación mientras los montas. Si quieres decirle algo a otro Turista (o viceversa), ambos tendrán que hacer una parada y quedarse de pie mirando por encima de un VALLE mientras hablan. Aparte de esta inexplicable desventaja, los Caballos pueden ser usado como bicicletas, y generalmente lo son. Mucha de la investigación sobre cómo surgieron estos animales ejemplares ha llegado a la conclusión de lo siguiente: ninguna yegua ha entrado en celo en el Tour y ningún SEMENTAL ha parecido mostrar interés en una yegua; y unos pocos CABALLOS han sido descritos como capones. Además, parece probable que sean criados mediante polinización. Esta teoría parece servir para todo, debido a que está claro que estas criaturas se comportan más como vegetales que como mamíferos. También explica porque los COSAKOS ANGLOSAJONES y los NÓMADAS DEL DESIERTO parecen tener un monopolio sobre la crianza de caballos. Son los únicos que poseen el secreto sobre cómo polinizarlos.

Ver también CRIANZA DE CABALLOS.

Tomado de La ardua guía a la Tierra de la Fantasía, de Diana Wynne Jones. Traducido y comentado por José Alejandro Cantallops Vázquez.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

2 Comentarios

    • José Alejandro Cantallops Vázquez

      See, si uno se descuida con eso mata a la novela, pero para la mayoría de las personas que no se han montado en un caballo y sólo los han visto en películas creen que la realidad es así.
      No sé si te acuerdas de los caballos mecánicos que Limyaael vive mencionando, pero la definición la tomó de este libro, al que hace referencia un par de veces en sus diatribas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *