La ardua guía a la Tierra de la Fantasía

Carteles de las posadas

Siempre están pintados a grandes rasgos (TOA). El arte –excepto el arte obscenamente decadente que puedes encontrar en el muro de un TEMPLO y de que te voltearás enseguida avergonzado- no parece ser estudiado por los habitantes de la Tierra de la Fantasía, debido posiblemente a que generalmente están demasiado ocupados luchando y lidiando con CATACLISMOS mágicamente inducidos. No te sorprendas al encontrar que cada Cartel de Posada cruja ruidosamente. Esta es una forma de propaganda auditiva.

(Los tapices deprimentes en las paredes de las MANSIONES podrían hacer que pensemos en ellos como la otra forma de arte vista en la Tierra de la Fantasía, pero la mayoría de los observadores están de acuerdo, teniendo en cuenta el estudio de estos tapices, de que lo que sea que son, no es arte.)

Tomado de La ardua guía a la Tierra de la Fantasía, de Diana Wynne Jones. Traducido y comentado por José Alejandro Cantallops Vázquez.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *