Artículos sobre fantasía y escritura

Cosas que haré cuando me convierta en una Emperatriz Malvada

Traducción por: José Alejandro Cantallops Vázquez

Ya la semana pasada terminamos con los Señores Oscuros, hoy les toca a las dama obtener los consejos para dominar el mundo. Así que os dejo para que se diviertan y aprendan.

  1. La belleza es efímera, el poder es vulnerable. No arriesgaré la última por la anterior.
  2. Usaré mi espejo mágico para espiar a mis amigos, más que en vanos intentos de preservar mi posición como la más bella del reino.
  3. No me enojaré por la comparación de belleza con el Verdadero Amor del Héroe o cualquiera de las Hermosas pero Inocentes. Pueden ser lo suficientemente atractivas para hacer mozas campesinas/sirvientas temblorosas; pero soy la Emperatriz Malvada, y no hay comparación.
  4. No me acostaré con el Héroe Hermoso antes de que mi plan sea ejecutado, a menos que hacerle creer que estoy embarazada de su hijo me de una ventaja decisiva.
  5. Mientras que la seducción tiene su lugar en mi vasto arsenal, me doy cuenta de que “malvada” y “desagradable” no son mutuamente inclusivos. Los diseñadores reales incapaces de darse cuenta de este hecho serán despellejados vivos ante la presencia de sus reemplazos.
  6. Usaré zapatos bajos, o mejor aún, zapatillas para correr cuando ejecute planes cruciales.
  7. Mi ceñida túnica de hechicera tendrá, como mínimo, como base una cota de malla.
  8. No me desanimaré por el rechazo avances sensuales por parte del héroe. Si no sucumbe ante mí, no escaparé llena de celos. En vez de eso, encoge de hombros, lo mandaré fuera, y haré que lo maten de un disparo mientras sale de la fortaleza.
  9. Cuando los guiños, los comentarios sugestivos y el lenguaje corporal no me consigan lo que quiero, una semiautomática bien apuntada lo hará.
  10. Ciertamente el sexo es un arma a mi exposición, pero también lo es una bomba. Si no está claro cual arma debería usar, optaré por la bomba.
  11. Yo, y mis guardias de elite, nunca asumiremos que nos las hemos arreglado para confiscar todas las armas o sirvientas escapadas del Héroe capturado. “Los interrogatorios” en mis aposentos privados sólo serán realizados si el Héroe está completamente desnudo. De hecho, esto satisfacerá a la vez un número de objetivos.
  12. Promoveré la caballerosidad y animaré a mis esbirros a exhibir el comportamiento todas las veces cuando en no sea contra productivo para mis planes. Este incrementa la oportunidad de toparse solamente con Héroes, así como también incrementa el factor sorpresa cuando me deshago de las pretensiones y me vuelvo realmente malvada.
  13. No me apoderaré del poder a través de mi amado hijo, esposo o cualquier otro individuo cercano, especialmente debido a que al final ellos pueden no ser tan agradecidos de que fuera tan despiadada y traicionera en su representación. Me apoderaré del poder por mí misma y si quieren les daré a mis amados pequeños feudos que puedan llamar suyos.
  14. Si el Héroe es uno de mis antiguos amantes (y casi invariablemente todos lo son), simplemente recordaré porque es un antiguo amante, y lo mantendré en mente mientras lo destruyó.
  15. Si sé que el héroe es antiguo amante mío y este no es consciente de este hecho, me lo reservaré para mí misma. Seré más capaz de explotar su debilidad y mi conocimiento íntimo respecto a el si no permito que mi identidad sea revelada.
  16. Si el Héroe dice que está deseoso de traicionar su causa aceptar mi ofrecimiento de gobernar el mundo a mi lado, solamente será creído una vez que los resultados de la traición terminen en su completa destrucción, en cuyo punto su demostración de total carencia de principios debería llevarlo a su ejecución inmediata.
  17. No castigaré o asesinaré a amantes que fracasen en satisfacerme. Tal política causaría ansiedad respecto al desempeño en amantes futuros, acabando con el propósito. En vez de eso recompensaré el esfuerzo excepcional, y recompensaré el excepcionalmente deficiente.
  18. Mis bestias esbirros con colmillos o garras envenenadas no serán arañas, serpientes y cuervos, sino gatitos, peces dorados y canarios.
  19. Usaré ropa que se desgarre cuando quiera que me arriesgue a una captura. Facilitará el escape si soy agarrada, y distraerá al captor (pero no a mí) durante esos segundos cruciales que me tomará escapar o robar su arma.
  20. Usaré ropas ajustadas más que vestidos colgados: son igual, sino más, aduladores y es menos probable que se enganchan de algo o se prendan fuego en el momento de triunfo o escape.
  21. Si necesito que una Vieja Molesta o una Vieja Bruja envenene alguien, exigiré que el veneno sea rápido y mortal más que una mera ayuda para dormir.
  22. Mis Hordas de Amazonas serán lesbianas acérrimas o tendrán un grupo agradable de hombres atractivos de su gusto en casa.
  23. Mis Hordas de Amazonas usarán armaduras corporales completas, más que tres pequeños triángulos cota de malla, los cuales están reservados para las ocasiones formales.
  24. La infantería de mi Hordas de Amazonas usarán tácticas avanzadas tales como la Falange y emplearán armas sofisticadas tales como la típica pica de diez pies de largo cuando se acerquen al enemigo, pero sólo después de que las arqueras hayan vaciado sus aljabas desde doscientas yardas de distancia.
  25. Reevaluaré cualquier trabajo que requiera manipular a un hombre y convertirlo en mi esclavo. Las estadísticas dicen que una de mis Amazonas podría hacer el trabajo con menos riesgo.
  26. Los Compañeros Masculinos son casi siempre corrompibles con un pestañeo, un asentamiento o encantados por un hechizo o una poción simple, al menos hasta el encuentro crucial con el Héroe, en cuyo momento seguramente deberían estar sepultados en algún lugar lejos de la acción.
  27. El esfuerzo de convertir a compañeros femeninos o gays generalmente hace que asesinarlos sea una táctica menos molesta.
  28. Si me caso para obtener el título de Emperatriz Malvada, dejaré que mi Señor Oscuro asuma la crítica despiadada por las acciones malvadas del Imperio y me agraciaré a mí misma ante el pueblo con mi bondad.
  29. Si me caso para obtener el título de Emperatriz Malvada bajo coacción, entonces mi primera meta a cumplir debe ser eliminar al Señor Oscuro Malvado, debido a que él ya sabe que no puede confiar en mí mientras pueda chantajearme.
  30. Si me caso para obtener el título de Emperatriz Malvada bajo coacción, entonces usaré al Héroe para liberarme del Señor Oscuro para que así no me obligue a abdicar a mi trono.
  31. Si están compitiendo con otros Señores Oscuros, Emperatrices y Sumos Sacerdotes por la dominación mundial, asumir que estos tienen acceso a esta y otras listas y el cerebro para hacerles caso.
  32. No intentaré poner a un hijo (incluso uno mío) en contra de su padre, no importa cuán enemistados estén los lobos. Los familiares de sangre pueden ser sentimentalmente molestos.
  33. Nunca reprimiré a mi Hija Hermosa pero Retorcida ni asfixiaré a mi Hijo Malvado pero Apuesto. Hoy en día ya es bastante difícil criar una familia gobernante sin el equipaje extra de la disfuncionalidad. Nadie quiere que su descendencia descontenta “vea la luz” y se conviertan al Bien simplemente debido a que su muy querida madre les dio una infancia infeliz.
  34. A menos que la inmortalidad venga con el Poder Absoluto, prefiero estar cuidando de mi Descendencia Malvada para que algún día asuma el reinado. Es mejor alimentar cuidadosamente su creciente ansia de poder al incrementar gradualmente sus responsabilidades imperiales que tenerlos planeando mi inoportuno fallecimiento.
  35. Si soy lo suficientemente desafortunada para tener una Hija Hermosa pero Inocente, al contrario una Hija Hermosa pero Retorcida, la amaré incondicionalmente y alimentaré sus sinsentidos, seré tan comprensible como sea posible ante cualquier relación romántica con potenciales Héroes jóvenes. Esto a) retrasará la acción Heroica mientras estudio sus fortalezas y debilidades, b) causará conflictos emocionales dentro del héroe que animarán las dudas o errores fatales, c) proveerán otra oportunidad para que mi hija vea las cosas de mi manera antes de que me vea forzada a eliminarla.
  36. No maltrataré, abusaré o realizaré planes elaborados para asesinar a mi Hijastra Hermosa pero Inocente (puedes estar seguro de que está destinada a algo). En vez de eso la trataré con toda la gentileza y amor posible, mientras lentamente la voy perfilando según mi imagen.
  37. Sin importar cuan insaciables sean mis apetitos, está virtualmente garantizado de que al menos uno de mis millones de súbditos es a la vez mucho más dotado a la hora de satisfacerlos y mucho más leal hacia mí que el Héroe busca mi destrucción, no importa cuál sea su reputación con las ramas.
  38. Mis sirvientes personales serán guardaespaldas y asesinos profesionales, pero vestirán y se comportarán como eunucos y criadas. Incluso si despido a mis guardias regulares para una “audiencia privada” con el Héroe, estos sirvientes personales (que después de todo son poco más que mobiliario, ¿no?) se quedarán en mis habitaciones.
  39. Cualquier guardaespaldas que no pueda mantener la concentración y la disciplina en mi tocador será eliminado inmediatamente por los otros.
  40. Aprenderé las distintas artes de la autodefensa y no confiaré solamente en mis esbirros musculosos para que me protejan.
  41. La apariencia de debilidad puede ser tan útil como la apariencia de fortaleza. Explotaré con todas las fuerzas este doble estándar.
  42. Si debo enrolar los poderes de los mundos infernales, primero estudiaré arduamente la ley de contrato. Mi propia alma, mente, y/o (especialmente) cuerpo nunca será negociable.
  43. Si tengo la brillante idea de seducir a un ser poderoso pero malevolente para que se convierta en mi aliado, la parte concreta de la seducción puede ser manejada por mi doble corporal. Las anatomías exóticas no deben volverse un factor determinante.
  44. Mi Amuleto Radiante de Poder no será usado alrededor de mi cuello colgando de una fina cadena de oro, o en un anillo que es dos tallas demasiado grande para mi dedo. Si es requerida una visualidad directa, entonces funcionará una pulsera con un cierre muy fuerte. Si no se necesita que el amuleto esté expuesto, siendo la Emperatriz que soy tendré una variedad de escondites mucho más seguros a mi disposición inmediata -al demonio con el andar enseñándolo.
  45. Los hombres ya cautivados por mis Artimañas Femeninas aceptarán igual de fácil mis órdenes cuando sean emitidas por radio desde mi fortaleza que si estuviera en persona en las líneas frontales.
  46. Mantendré mi cabello corto y mis uñas recortadas. El cabello corto no provee una sujeción conveniente para el Héroe, Compañero o Aliado Malvado Traicionero. Las uñas recortadas me permiten apretar por mí misma el Botón, más que confiar en mis esbirros con uñas romas o intentar encontrar un palo.
  47. Localizaré cualesquiera fobias o hábitos nerviosos que pueda poseer y tomaré terapia hasta que pueda superarlos; de esa manera, no puedo ser expulsada de la escena de mi Triunfo Definitivo debido a que alguien soltó una serpiente desde el conducto de ventilación.
  48. Si las semillas del descontento parecen listas para florecer en una rebelión abierta, contrataré a la mejor firma de relaciones públicas para crear la imagen pública de que soy 1) solamente una figura decorativa y que todo el poder realmente reside en el Primer Ministro; 2) incomprendida; o 3) solamente una mujer que está obteniendo mala guía de su Consejo. Las opciones 1) y 3) me dan la opción de conservar mi cabeza si mi lado es derrotado por el Héroe -y dejan la posibilidad de una secuela.
  49. La internet es mi amiga. Puedo inspirar lealtad con EvilEmpress.budoir.live.com (ya sea con una doble o a menos que me ataquen los ánimos) y obediencia con www.EvilEmpress.pit-of-dispair.live.com.
  50. Si hay alguna cosa concebible ante cuya visión pueda convertirme en una sensibilera sentimentaloide, usa gafas de sol diseñadas para hacerla lucir como una Chia Pet.
  51. Si el Héroe tiene un gemelo malvado, probablemente el gemelo sea más adecuado para ser un Secuaz Enamorado. Teniendo esto en mente, les advertiré a mis consejeros de que podrían tener un gemelo no malvado.
  52. Las Chicas Mágicas, no importa cuán llenas de volantes está en sus vestidos, altos sean sus gritos, o incompetentes sean sus compañeros, serán tratadas como las amenazas creíbles y directas que son, y dedicaré tantos, sino más recursos a su destrucción como lo haría para un Héroe más clásico.
  53. Si adopto a un huérfano como un hijo mío para corromperlo me aseguraré de que no existe ningún familiar genético que lo ponga en mi contra.
  54. Investiga el linaje de todos los posibles aliados. Los aliados que carecen de cualquier traza de abuelos, o cuyas raíces genéticas se interceptan con las tuyas, o cuyas raíces genéticas se interceptan con cualesquiera deidades conocidas o sospechadas deberían ser mantenidos a distancia (pero dentro del alcance del blaster).
  55. Los aliados nunca necesitan ver mi centro de mando o tocador. Casi cualquier negocio puede llevarse a cabo en un cuarto de conferencias rentado.
  56. No me expondré a mí misma innecesariamente a riesgos potenciales de seguridad personal, tales como ir de compras o permitirle a mi Hija Hermosa pero Inocente comprar en la tienda local Star Galleria. Como la emperatriz de todo lo que veo, los mercaderes vendrán a mí con sus mercancías -después de haber sido concienzudamente revisados por mi Jefe de Seguridad del Palacio (para prevenir intentos de asesinato), y entonces por mi mayordomo familiar (para evitar desastres de la moda y bienes de poca calidad) antes de ser traídos a mi presencia para comprar.
  57. No transformaré a la hechicera rival/buena y la exiliaré a un lugar remoto. Si ella no pudo evitar que la transformara, ella no puede evitar que el asesine.

 

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

6 Comentarios

  • Michael Bram

    Ese matrimonio entre el “Señor Oscuro” anterior y está “Emperatriz Malvada”; tomando las reglas de ambos y simulando una relación real…. menuda familia más disfuncional (o al contrario, MARAVILLOSAMENTE eficiente XD)

      • Michael Bram

        Entonces sería una relación/noviazgo/cosa digna de un libro.
        La de tramas ocultas e interesantes que se podrían hacer e tres dos personajes así que se “quieren” a su manera mientras uno intenta acabar con el otro, o en este caso, convivir mientras ostentan la mayor cantidad de “poder” (o al menos uno más que otro) es algo que me gustaría leer.
        Con ligeros toques de humor negro, preferiblemente XD.

      • José Alejandro Cantallops Vázquez

        Bueno, siempre puede existir una relación idílica entre malvados, onda como empezó la de Homelander y Stormfront en The boys. Joder, manera de disfrutar esa relación tóxica, especialmente cuando comenzaban y ponían la cancioncita de So Happy Together.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *