Artículos sobre fantasía y escritura

El viaje del héroe, una guía completa para usarlo bien

Por: José Alejandro Cantallops Vázquez

Si has leído varias novelas de fantasía y te interesa escribirla, estoy seguro de que el término “el viaje del héroe,” debe resultarte familiar. Aunque, cómo muchos creen, el viaje del héroe no es un cliché ni tampoco una fórmula infalible para escribir buena fantasía. Lo verdad es que el arquetipo del viaje del héroe va mucho más allá de una simple fórmula.

Tras unos doce artículos leídos sobre el tema y pasarme unas semanas pensando en cómo estructurar lo que había aprendido, decidí escribir un artículo bastante comprehensivo. Tratando de ir más allá de listar simplemente las fases del viaje del héroe, sino también de hablar un poco de sus orígenes y qué necesitas para emplearlo de manera correcta. ¿Listo para aprenderlo todo? ¿Sí? Bien, entonces comencemos nuestro viaje.

El estudio del viaje del héroe

Estoy seguro de que has leído más de una novela dónde un joven protagonista es abordado por un extraño que quiere que salve el mundo, herede un reino, aprenda a controlar su magia, etcétera. Entonces, el héroe, tras dudarlo un poco se va con su mentor y a partir de entonces irá conociendo a personas que lo ayudarán y superará las pruebas que se le presenten durante su camino hasta triunfar.

¿Te suena el argumento? Claro que sí, la mayoría de los libros de fantasía épica y alta fantasía siguen este argumento, y no solo este tipo de literatura, sino que muchas de las historias religiosas retratan la vida de sus principales santos incluyen algunos aspectos de este viaje.

Esto es algo que varios estudiosos comenzaron a estudiar a finales del siglo XIX, momento en el que destaca los estudios del antropólogo social James George Frazer sobre mitología y religión comparada. Dichos estudios tienen una culminación en el libro La rama dorada (1890), un libro dónde Frazer dónde intenta definir los elementos religiosos compartidos. Según él, las viejas religiones eran cultos de fertilidad que giraban alrededor de la adoración y sacrificio periódico de un rey sagrado, así como su renacimiento periódico.

Aquí comienza a estudiarse la figura del salvador de la comunidad (el rey sagrado), el héroe como lo llamaríamos hoy en día, y su consagración hasta su sacrificio y sucesión por un nuevo rey sagrado.

Vladimir Propp y las 31 funciones de los cuentos populares rusos

Sin embargo, no aparece hasta 1928 con Vladimir Yakovlevich Propp, un académico y folclorista soviético, alguien que trata de definir las etapas de las historias, en este caso la de los cuentos populares rusos. Propp divide los cuentos en una serie de funciones (ver tabla) que ocurren en un orden lineal, pero que no es obligatorio que aparezcan todas en una misma narración.

01) Alejamiento. Uno de los miembros de la familia se aleja.

02) Prohibición. Recae una prohibición sobre el héroe.

03) Transgresión. La prohibición es transgredida.

04) Conocimiento. El antagonista entra en contacto con el héroe.

05) Información. El antagonista recibe información sobre la víctima.

06) Engaño. El antagonista engaña al héroe para apoderarse de él o de sus bienes.

07) Complicidad. La víctima es engañada y ayuda así a su agresor a su pesar.

08) Fechoría. El antagonista causa algún perjuicio a uno de los miembros de la familia.

09) Mediación. La fechoría es hecha pública, se le formula al héroe una petición u orden, se le permite o se le obliga a marchar.

10) Aceptación. El héroe decide partir.

11) Partida. El héroe se marcha.

12) Prueba. El donante somete al héroe a una prueba que le prepara para la recepción de una ayuda mágica.

13) Reacción del héroe. El héroe supera o falla la prueba.

14) Regalo. El héroe recibe un objeto mágico.

15) Viaje. El héroe es conducido a otro reino, donde se halla el objeto de su búsqueda.

16) Lucha. El héroe y su antagonista se enfrentan en combate directo.

17) Marca. El héroe queda marcado.

18) Victoria. El héroe derrota al antagonista.

19) Enmienda. La fechoría inicial es reparada.

20) Regreso. El héroe vuelve a casa.

21) Persecución. El héroe es perseguido.

22) Socorro. El héroe es auxiliado.

23) Regreso de incógnito. El héroe regresa, a su casa o a otro reino, sin ser reconocido.

24) Fingimiento. Un falso héroe reivindica los logros que no le corresponden.

25) Tarea difícil. Se propone al héroe una difícil misión.

26) Cumplimiento. El héroe lleva a cabo la difícil misión.

27) Reconocimiento. El héroe es reconocido.

28) Desenmascaramiento. El falso queda en evidencia.

29) Transfiguración. El héroe recibe una nueva apariencia.

30) Castigo. El antagonista es castigado.

31) Boda. El héroe se casa y asciende al trono.

De igual manera, Propp propone siete clasificaciones de las funciones que pueden tener los personajes dentro de las historias:

  • El villano. Un personaje malvado que crea problemas para el héroe.
  • El donante. Este es cualquier personaje que ilustre la necesidad de que el héroe salga en una búsqueda y lo envía a ella. Este personaje a veces se superpone con el padre de la princesa.
  • El auxiliar. Este es generalmente una entidad mágica que viene a ayudar al héroe en su búsqueda.
  • La princesa o premio, y a menudo el padre. El héroe es merecedora de ella la mayoría de la historia pero es incapaz de casarse con ella debido a una injusticia o maldad, quizás causada por el villano. El viaje de este héroe a menudo termina cuando se casa con el héroe, derrotando de esta manera al villano.
  • El ordenante. Un personaje que prepara al héroe o le da algún objeto mágico, generalmente antes de someterlo a una prueba.
  • El héroe. Es el personaje que parte ante la petición del donante, se enfrenta al villano y supera las pruebas del ordenante y, por supuesto, al final se casa con la princesa.
  • El héroe falso. Un personaje que le roba el crédito al héroe y se casa con la princesa.

Aunque su obra no tiene una gran repercusión en Occidente hasta su traducción en 1958, ya vemos que aquí está delineado el viaje del héroe y los principales roles que tienen los personajes dentro de este tipo de historia.

Jung y los eventos, figuras y motivos arquetípicos

Carl Gustav Jung fue un psiquiatra y psicoanalista suizo que en 1919, en su ensayo “El instinto y el Inconsciente,” usa el término arquetipo para referirse a estructuras psíquicas universales, “imágenes primordiales” como él decía que son comunes para toda la Humanidad. Sin embargo, es imposible y un poco tonto intentar hacer una lista de todos los arquetipos posibles, debido a que pasado cierto punto, muchos de ellos se convierten en el resultado de la combinación de los primarios en algún grado.

Jung divide los arquetipos en tres grandes grupos:

  • Eventos arquetípicos: el nacimiento, la muerte, la separación de los padres, la iniciación, el matrimonio y la unión de opuestos, etcétera.
  • Figuras arquetípicas: la madre, el padre, el hijo, el demonio, dios, el sabio, la sabia, el embustero, el héroe, etcétera.
  • Temas arquetípicos: el apocalipsis, el diluvio, la creación, etcétera.

El héroe de las mil caras y el Monomito, Josehp Campbell

Como vemos, en el momento en que Joseph Campbell escribe El héroe de las mil caras, otros investigadores ya habían descrito el viaje del héroe en mayor o menor medida. El mismo Campbell admite haber estado influenciado de manera profunda por los arquetipos de Jung y La rama dorada de Frazer. Sin embargo, debido hoy en día es el más recordado debido a la fama que adquirió cuando en George Lucas reconoce su obra como una de las principales fuentes de inspiración para su película de La Guerra de las Galaxias.

El Monomito que usa Joseph Campbell para designar al viaje del héroe. Este investigador norteamericano del siglo pasado estaba convencido de que la narrativa de los mitos de todas las religiones del mundo partía de una historia común: el Mito Único.

Esto convierte al viaje del héroe en un arquetipo, no un cliché cómo muchos críticos y algunos escritores del género piensan.

Para probar esta idea, estudió las historias de las principales figuras religiosas de varias culturas: Buda, Cristo, Moisés, entre otros grandes personajes. Usando este conocimiento y habiendo encontrado un patrón común entre todas las historias escribió El héroe de las mil caras (1949).  En este se detallaban las distintas etapas que debía atravesar un héroe para que su historia trascendiera, que como algunos notarán más adelante tiene grandes similitudes con las funciones de Propp.

¿Cuáles son las etapas del viaje del héroe?

Ahora que tenemos una idea general de lo que es el viaje del héroe, entremos en el meollo del asunto, lo que cómo escritores nos interesa: las etapas que atraviesa un héroe durante su viaje y cómo usarlas. Sin embargo, debo aclarar que aunque Campbell es el primer estudioso del tema, su libro estuvo más orientado hacia la mitología que hacía la literatura. Pero, con el paso del tiempo, otros autores interesados en el tema hicieron sus aportes al tema desde el punto de vista literario:

  • David Adams Leeming (1981). Mythology: The Voyage of the Hero.
  • Phil Cousineau (1990), The Hero’s Journey: Joseph Campbell on His Life and Work.
  • Christopher Vogel (2007), The Writer’s Journey: Mythic Structure For Writers

Todos estos establecieron que las etapas del viaje del héroe podían ser agrupadas en la estructura tradicional de los tres actos. En cada acto se agrupa un número variable de etapas, dependiendo del autor y que podremos ver en la siguiente tabla que he tomado del artículo en inglés de la Wikipedia sobre el viaje del héroe.

Acto

Campbell (1949)

David Adams Leeming (1981)

Phil Cousineau (1990)

Christopher Vogler (2007)

I. Partida

1. Llamada a la aventura

2. Rechazo de la llamada

3. Ayuda sobrenatural

4. Cruzando el umbral

5. El estómago de la ballena

1. La concepción milagrosa y el nacimiento

2. La iniciación del héroe niño

3. La separación de la familia o la comunidad para meditar y prepararse

1. La llamada a la aventura

1. El mundo ordinario

2. La llamada a la Aventura

3. Rechazo de la llamada

4. Encuentro con el mentor

5. Cruzando el umbral hacia el mundo especial

II. Iniciación

6. El camino de las pruebas

7. El encuentro con la diosa

8. La mujer cómo tentador

9. La reconciliación con el padre

10. Apoteosis

11. La Bendición Definitiva

4. La prueba y la búsqueda

5. La muerte

6. Descenso al inframundo

2. El camino de las pruebas

3. La visión de la búsqueda

4. El encuentro con la Diosa 5. La Bendición

6. Pruebas, Aliados y Enemigos

7. Acercamiento a la caverna más íntima

8. La Ordalía

9. La recompensa

III. El regreso

12. Rechazo del regreso

13. El vuelo mágico

14. Rescate desde el exterior

15. El cruce del umbral del retorno

16. Maestro de dos mundos

17. Libertad para vivir

7. Resurrección y renacimiento

 

8. Ascensión, apoteosis y expiación

6. El vuelo mágico

7. El umbral del regreso

8.El maestro de dos mundos

10. El camino de vuelta

11. La resurrección

12. Regreso con el elixir

 

Cómo ves, aunque se hable del viaje del héroe en singular, hay varias variantes del mismo que puedes usar. Aunque, de nuevo, no son fórmulas estrictas, puedes tomar varias etapas de cada modelo y usarlas dependiendo de tus necesidades. No importa la mezcla que elijas, seguirás usando el arquetipo.

Las doce etapas para convertirte en un héroe

De las distintas etapas que puede atravesar un héroe, estas doce son las que más se adecuan a nuestras necesidades cómo escritores, pues mediante estas podemos idear cualquier historia. Ya que, aunque se llame el viaje del héroe, es aplicable a cualquier personaje que elijas cómo tu protagonista, sea hombre o mujer, protagonista o secundario.

Para hacer más didáctica la explicación, acompañaré la descripción de cada etapa con una breve descripción de cómo lo hizo Robert Jordan en la Rueda del Tiempo. Esta saga, es para mí, la que de mejor manera sigue el camino del héroe. Para los que no la han leído (espero que se animen con mi resumen, aunque sean 14 libracos) y trataré de mantener los spoilers al mínimo.

01 El mundo ordinario

En esta parte, cómo escritor debes presentar el mundo diario del héroe, tal y cómo es antes de que aparezca el conflicto que lo cambia todo. La mayoría de las veces se busca lograr un mayor contraste, por lo que si el héroe es un adolescente, este está teniendo un tipo de vida que considera aburrida (campesino, aprendiz de artesano o príncipe mimado). Mientras, que si por el contrario, tú protagonista es un hombre o mujer curtida, estará disfrutando de una vida llena de tranquilidad y rutina familiar.

No importa qué tipo de personaje elijas, cómo escritor debes lograr que el lector se identifique con el. Además, deberá ser capaz de apreciar las cosas que dejará atrás el héroe cuándo llegue la llamada a la aventura.

La Rueda del Tiempo:

Rand Al´Thor, es el hijo de un campesino que vive en el perdido pueblo de Dos Ríos, desde dónde se produce el mejor tabaco del mundo.[1] Su vida es bastante pacífica, ayuda a su padre en la granja que tienen a las afueras del pueblo y cree que el suceso más relevante de su futuro es casarse con su mejor amiga de la infancia. Fuera de ser pelirrojo y huérfano de madre, su vida es la de un aburrido y perfecto campesino.

02 La llamada de la aventura

Ahora es momento de que incluyas el elemento que alterará por completo la vida del héroe, el que lo sacará de su vida ordinaria. Generalmente este se encuentra en el primer capítulo, o cómo mucho, dentro de las primeras treinta páginas. Al héroe se le presentará un conflicto o un objetivo que debe cumplir. Cualquiera de estos elementos o su combinación, sacarán al héroe de su vida cotidiana, llamándolo a una aventura o un cambio radical en su forma de vida.

Por lo general, en las novelas de Fantasía, esta etapa es el momento dónde al héroe le dicen que está destinado a acabar con el gran mal que azota al reino, cumplir con una profecía establecida hace decenas de años o partir en la búsqueda de un objeto importante. Aunque en la Nueva Fantasía, los elementos que componen la llamada a la aventura del héroe pueden ser cosas más sutiles y privadas. No apelando a un bien mayor, sino a los intereses personales de los héroes.

Lo que sí es definitivo es que a partir de entonces, la vida del héroe, lo quiera o no, no volverá a ser la misma.

La Rueda del Tiempo:

A Dos Ríos han llegado Moraine y Lan, Aes Sedai y guardián, respectivamente. En este mundo, solo las mujeres (aes sedai), pueden esgrimir es poder único (saidar), sin volverse locas, cómo los hombres (quiénes canalizan el saidin). La noche posterior a su llegada ocurre un ataque de los Trollocs, bestias enormes con cuerpo de hombre y cabezas de animales. Estos son los esbirros del mal y han venido por el Dragón Renacido, el héroe que se enfrentará al Oscuro y lo derrotará.

Rand y su padre son atacados en su granja por un grupo de Trollocs y se salvan gracias a la inesperada habilidad del muchacho con una espada que su padre tenía guardada. Pero en el proceso, su padre es herido y a duras penas logran regresar al pueblo, dónde Moraine, usando su magia ha repelido el ataque.

Es en este momento que Moraine reúne a Rand y a sus dos amigos, Perrin y Matrin, y les informa que uno de los tres podría ser el Dragón Renacido, por lo que deben deben salir de allí de inmediato. Sin embargo, el ser el Dragón Renacido va más allá del simple hecho de estar predestinado a salvar el mundo, sino, que con la contaminación que ha puesto el Oscuro en la magia masculina se volverá loco en el proceso.

03 Rechazo de la llamada

Una vez que se le ha rebelado al héroe la llamada a la aventura, este no se siente dispuesto a comenzar el viaje. Aunque odie la monotonía de su vida cotidiana es reacio a abandonarla. Nadie quiere salir de la seguridad de lo conocido dónde se siente a salvo, ni siquiera los héroes predestinados. Así que el héroe rechazará momentáneamente la llamada a la aventura, aunque no por mucho tiempo. Generalmente esta etapa dura entre un capítulo o dos.

La Rueda del Tiempo:

En el mundo de la Rueda del Tiempo, las aes sedai son temidas porque a pesar de que están bajo un juramento mágico que les impide mentir, retuercen tanto la verdad que manipulan a reyes y gobernantes. Esta creencia es la que provoca que Rand y sus amigos rechacen en un primer momento el irse de Dos Ríos hacia la Torre Blanca, sede del poder de las Aes Sedais. Quizás la razón del por qué los Trollocs atacaron el pueblo fue otra y no que uno de ellos sea el Dragón Renacido.

04 Encuentro con el maestro

El maestro actúa como catalizador y empuja la historia hacia adelante al convencer al protagonista de la necesidad de aceptar el reto que la llamada a la aventura le ha planteado. En ocasiones el maestro entrega al héroe los conocimientos o herramientas que este necesita para emprender la marcha y abandonar el mundo ordinario. Ya preparado, el protagonista cruza el umbral.

La Rueda del Tiempo:

No se puede decir que Rand tuviera un solo maestro, sino que tuvo varios, entre los que se incluyen Tom Merrilin, Lan Mandragoran e Ishamael (quién al mismo tiempo es el antagonista de este primer libro). Las enseñanzas y retos de esto tres hacen que Rand, todavía reacio a aceptar su papel cómo el Dragón Renacido, se prepare para aceptar, que probablemente, sí es el Elegido.

05 Cruce del primer umbral

En este punto, el héroe se ha encontrado con su maestro o mentor, que es el nombre por el cuál se le conoce comúnmente en la fantasía, y ha recibido el conocimiento necesario para enfrentarse a su primera prueba real. Este obstáculo será la señal de que las cosas van en serio y aunque ahora el héroe quiera echarse para atrás, su vida no volverá a ser la misma.

Al contrario de lo que piensan muchos autores noveles, el héroe no tiene que superar con éxito esta prueba. En lo personal prefiero que sea así, ya que cómo lector me hace sentir que el héroe se está enfrentando a algo serio, para lo que no está preparado y que durante el resto del viaje tendrá que trabajar duro para triunfar cuándo llegue el momento definitivo. Y si triunfa, que su victoria tenga un precio, uno de verdad, no unos cuantos arañazos.

La Rueda del Tiempo:

El primer umbral al que se enfrenta Rand está al final del primer libro, y es un supuesto enfrentamiento contra el Oscuro. Rand lo vencerá usando el saidín acumulado por un centenar de Aes sedais masculinos del pasado. Se supone que un hombre no debería poder manejar tal poder y salir indemne en el proceso, si Jordan hubiera dejado que Rand se saliera con la suya hubiera dejado de leer el libro de inmediato. Pero sí hubo un precio, Rand tiene un ataque de locura y comenzará el segundo libre vagando por el mundo, con su poder descontrolado.

06 Pruebas, aliados y enemigos

El camino del héroe no es fácil, aunque una profecía allá dejado medio claro que debe hacer o que buscar (eso es en caso de la fantasía tradicional). Mientras que para los que no cuentan con esta guía deben buscar aliados en su lucha, enfrentando pruebas en el proceso, ganando aliados y enemigos por igual.

Conseguir lo que quieres sin haber atravesado un mar de problemas para lograrlo no es interesante. Y parafraseando una de las pocas frases que me han gustado de Archivo de las Tormentas de Sanderson:

“Lo importante no es el comienzo ni el final, sino el recorrido.”

Llena de problemas y dificultades el camino de tus protagonistas y has que los supere de manera inteligente, aprovechando sus habilidades y aprendiendo otras nuevas. Los lectores quieren verlos sudar, encontrar ayuda y enfrentarse a enemigos menores, mientras el protagonista se va preparando para la batalla final.

La Rueda del Tiempo:

Durante doce libros Rand tendrá que enfrentarse a una larga serie de pruebas:

Mantenerse cuerdo, al tiempo que usa su poder para unir a los reinos que todavía se niegan a aceptar que es el Dragón Renacido. Enfrentarse a los Elegidos del Oscuro, Aes sedais inmortales que sirven al mal y que buscan matarlo. Lidiar con sus tres esposas (sí, no leíste mal ni me equivoqué, tenía un harem), que son una de las mujeres más poderosas del mundo. Contra la Torre Blanca que lo quiere esclavizar y que una vez lo capturó y torturó, encerrándolo en un baúl, convirtiéndose su rescate en una de las escenas más violentas y cruentas que he leído. A esto súmale la pérdida de una mano y aliados que se convierten en sus enemigos, llegando a un momento intenso de locura libera suficiente poder cómo para destruir el planeta. La leyenda que dice que es el Elegido también afirma que morirá y una vez ha llegado a la cúspide de la locura acepta la inevitabilidad de su muerte.

07 Acercamiento

Todos los desafíos, pruebas y dificultades a las que se ha enfrentado el héroe hasta ahora han de servir para prepararlo para el enfrentamiento definitivo. Esta es una etapa de aprendizaje, durante todo este tiempo el héroe debe haber aprendido tanto de sus triunfos, cómo de sus derrotas y, más o menos, tener una idea clara de que hacer cuándo se enfrente al desafío final.

La Rueda del Tiempo:

Han pasado dos años desde que Rand abandonara Dos Ríos y aceptara su papel cómo el Dragón Renacido. Durante este tiempo ha pasado una serie de pruebas interminable, mientras, cómo una espada que se forja, ha sido doblado y vuelto a doblar hasta convertirse en alguien peligroso. Ha aprendido las lecciones importantes de la manera más dura, pero ahora está listo y ha convocado a todos los que quieren enfrentarse al Oscuro a los campos de Merilor. El Tarmon Gaidon, la batalla final, está por comenzar.

08 Prueba suprema

El héroe ya ha recorrido dos tercios de su camino y es hora de que se enfrente a la prueba definitiva por la cuál abandonó el mundo común. Es momento del clímax. El momento para el cuál se ha estado preparando, de manera inconsciente o no, ha llegado: es hora de vencer o morir. Para lograr la victoria echará mano a todo lo que sabe y a todos los recursos que ha ido acumulando, así como a sus aliados. Está a punto de cruzar el umbral definitivo y no habrá una segunda oportunidad.

La Rueda del Tiempo:

Las fuerzas del bien y el mal se han reunido en los campos de Merilor, ambos ejércitos se componen por cientos de miles de combatientes que están a punto de librar la mayor batalla en tres mil años. Sin embargo, la verdadera batalla no será allí, sino en Shayol Gul, en la misma prisión del Oscuro, una isla dónde el tiempo y espacio se deforman ante la presencia del Mal puro. Es aquí dónde realmente se decidirá el destino del universo y Rand está confiado de que con su entrenamiento será capaz de lograrlo. Pero, el enfrentamiento no será lo que espera (decirles más sería hacerles un spoiler demasiado grande de la historia).

09 Recompensa

Esta etapa, al igual que las siguientes son por lo general bastante cortas en su duración, e incluso, pueden solaparse y mezclarse en una sola gran etapa. Pero, en esencia, en esta etapa tenemos un protagonista que se ha enfrentado a la prueba suprema y es recompensado por su triunfo. En lo personal, no me gusta mucho esta etapa, ya que presupone que él héroe haya ganado, algo que últimamente ha estado cambiando junto con la definición de que es un héroe (incluir un enlace a mi ensayo sobre las tendencias de la Nueva Fantasía).

Las recompensas pueden variar entre saberse el salvador del mundo, de un reino, obtener una nueva habilidad, fortalecerse, o algo más espiritual cómo haber estrechado lazos con otros personajes, así cómo haber triunfado en su interés amoroso.

La Rueda del Tiempo:

El Tarmon Gaidon ha finalizado, tras un largo tiempo peleando contra las fuerzas del Mal, Rand se impone sobre el Oscuro y logra sellarlo, descubriendo que para hacerlo ha sacrificado más de lo que esperaba. Ha salvado al mundo, pero su cuerpo está demasiado maltratado y, tal cómo dice la profecía, ha de morir.

10 El camino de vuelta

Un viaje no está completo hasta que se regresa al hogar. Y aunque el héroe puede haber superado las pruebas más difíciles y ha obtenido una recompensa, todavía le queda una prueba final: el camino de vuelta a casa. Aquí deberá luchar por mantener lo que ha ganado con tanto sacrificio.

La Rueda del Tiempo:

Esta etapa no existe en la historia de la Rueda del Tiempo, por lo menos yo no la identifiqué. Rand no tiene un camino de vuelta que seguir, su sacrificio en favor de la victoria ha sido demasiado grande y solo le espera la muerte. Con esto puedes ver que el viaje del héroe no es una lista de cosas que debes ir escribiendo, sino una guía, dónde hay pasos que puedes elegirte saltar o no.

11 La resurrección

La penúltima etapa que debe atravesar el héroe para regresar es la resurrección. Para conservar su recompensa debe establecer una simbólica lucha a muerte con su viejo yo. Es en este momento cuándo el antiguo yo del protagonista, aquel que lo definía cuándo comenzó el viaje muere. El protagonista debe desprenderse por completo de él, de otra manera no podrá seguir adelante, no cómo el hombre que se ha convertido. Tras esta última prueba el héroe emprenderá su regreso a casa, purificado y listo para disfrutar de su recompensa.

La Rueda del Tiempo:

En esta historia esta etapa se adelantó al enfrentamiento final y Rand, renace cómo un nuevo yo tras la sexta etapa del viaje del héroe. Aunque, en cierta medida, si existe una resurrección para el final de la novela, pero lean el libro y no se decepcionarán.

12 El retorno

El héroe ha llegado al final de su viaje y es hora de volver a casa, regresar al mundo ordinario desde el que partió. Sin embargo, vuelve cómo una nueva persona, trayendo consigo la recompensa que ha obtenido tras el enfrentamiento supremo y, obviamente, la experiencia adquirida a través de su viaje y pruebas. Por tanto, el mundo ordinario al que regresa no es el mismo que abandonó, pues al cambiar, su visión sobre el mismo también ha cambiado y ahora aprecia nuevas cosas.

La Rueda del Tiempo:

Rand no tiene un retorno a casa en el sentido tradicional del viaje del héroe, debido a las circunstancias de su enfrentamiento final contra el Oscuro se le está vetado el regresar a su hogar. Pero ha cambiado, quizás demasiado y el entramado (la gran fuerza que teje el destino), le ha dado una oportunidad para comenzar nuevamente su vida.

Ahora bien, que personajes necesito para escribir el viaje del héroe

Debido a su esencia arquetípica, el viaje del héroe tiende a funcionar mejor cuándo los personajes de la historia usan ciertos tipos de personajes o adoptan determinados roles. Sin embargo, al igual que con el cliché, debes recordar que el que una historia funcione mejor con cierto tipo de personajes, no significa que debas incluirlos de manera obligatoria. Los personajes siempre y ante todo, deben responder a las necesidades de tu argumento.

Entonces, déjame presentarte cuáles son los personajes tipo y arquetipos más comunes en el viaje del héroe, muchos de los cuáles estoy seguro te resultarán conocidos:

01 El Héroe

Este personaje es más que obvio, necesitas a uno (o varios) protagonista(s), mediante los cuáles contar tu historia y que serán el principal foco a través del cuál contarás la historia a tus lectores. Este personaje deberá ser carismático y tendrá que ganarse la empatía del lector, ya que el éxito o no de tú historia, más que el seguir el viaje del héroe, dependerá de que los lectores se identifiquen con tú protagonista y se puedan sumergir en la historia. No que piensen que es solo un trozo de papel impreso.

En el caso del viaje del héroe, será a través de este personaje(s) que los lectores conocerán el mundo de tú historia. Comenzando por lo que es familiar y las cosas nuevas que irá descubriendo a medida que se adentra en su aventura. Además, veremos cómo va creciendo y haciéndose de más habilidades para superar los umbrales y las pruebas definitivas a las que tendrá que enfrentarse.

Ningún héroe sale preparado de su mundo ordinario y no cambia nada en su viaje. Esto los hace los personajes perfectos para enseñarle al lector, sin caer en el infodumping (los vertederos de información basura), toda la información que le hace falta para comprender de una mejor manera un mundo tan distinto al nuestro. Además, adquirirá las habilidades necesarias para salvar el día y garantizar su regreso al hogar.

02 El Mentor

Tus héroes no pueden ser unos superdotados que han aprendido todo lo que necesitan de manera empírica, ni que por ser los protagonistas está justificado que sean los mejores en todo sin hacer el mínimo esfuerzo (si tú héroe es así, entonces revisa tu historia). Cómo todos en la vida cada vez que nos enfrentamos a una nueva situación, necesitaremos en algún momento alguien que nos enseñe lo que hace falta aprender para poder hacer las cosas bien.

Esto se vuelve crucial para un héroe en una novela de fantasía, dónde la mayoría del tiempo (a menos que estés escribiendo una novela de fantasía costumbrista o una de fantasía cómica), la vida del héroe y sus conocidos corre peligro. El protagonista tiene que aprender todo un conjunto nuevo de habilidades que le son extrañas y no hay mejor forma de hacerlo que a través de un buen mentor.

Estoy seguro que estás pensando en Gandalf, y sí, Gandalf es el ejemplo clásico de cómo debe ser un mentor, pero no es el único modelo a seguir y realmente te recomiendo que no lo hagas. El que un mago anciano con la barba blanca sea el mentor de tu héroe se ha vuelto un cliché que es mejor evitar a menos que quieras escribir algo de fantasía cómica.

El personaje que elijas para ser el mentor de tu héroe debe enseñarle la manera en que funciona el nuevo mundo en que se ha sumergido, cuáles son las cosas que puede y no puede hacer, así cómo también le enseñará cuáles son las habilidades que necesita para vencer en su búsqueda. Le dará o guiará hacia dónde puede estar el equipo necesario para completar su búsqueda, así cómo también otras personas que podrían enseñarle a tu héroe otras habilidades que él no posee. Recuerda que tú mentor es una persona, no debería saberlo todo, ni tener todas las soluciones a las necesidades de tú protagonista.

Los mejores mentores son aquellos que impulsan al héroe a superarse a sí mismos. La mayoría de las veces (incluida la vida real), los héroes (nosotros), necesitamos que alguien confíe en nuestras capacidades y nos impulse a seguir adelante. Además, deberás retirarlo en el momento en que él héroe pueda valerse por sí solo, pero no a través de una muerte espectacular ni dejando un mensaje críptico. Cómo cuándo aprendemos a hacer algo bien y queremos seguir adelante solos, el mentor debe apartarse a un lado y dejar brillar a tú protagonista, de otra manera, quedará la sensación de que él protagonista era innecesario si el mentor podía haber hecho el trabajo desde el principio y nunca hubiera hecho falta un héroe.

03 Aliados

Este tipo de personaje es realmente importante cuándo el viaje de tu héroe se centra en salvar el mundo, un reino, evitar una guerra o alguna de las tramas tan comunes en la fantasía épica o la alta fantasía. Una persona por muy dotada que sea no puede llevar a cabo todas las tareas necesarias para triunfar, necesita de ayuda y personas que lo apoyen, papel que asumirán los aliados del héroe.

Una de las cosas que me molesta cuándo leo novelas de fantasía que han malinterpretado el viaje del héroe es que los autores solo han centrado sus esfuerzos en el personaje principal. Mientras que los personajes secundarios que lo apoyan son meras sombras que están para hacerle gracia al héroe. Pero lo cierto es que los aliados pueden y deberían ser héroes por derecho propio de su historia, ninguno de nosotros se ve cómo un extra. Dale a los aliados del héroe sus propios objetivos y deseos, pero que también admiren al héroe porque comparten una visión común o porque este ha demostrado ser alguien que merece la pena seguir (cómo los son los protagonistas Gavin Guille o Helicaón).

04 El cómico

Estoy seguro que han visto mucho a este personaje en los libros de fantasía de búsqueda. Es un personaje, generalmente de una raza no humana, cuyo aparente objetivo es ser divertido e ingenioso y no ser muy útil en otra cosa. Este tipo de personajes se ha usado demasiado y se han convertido en un cliché, pero pueden usarse de manera creativa, ya que de otra manera tú historia resultará demasiado seria. Además de cómico, también es un aliado del héroe, así que dale otras habilidades que sean de utilidad.

Uno de mis consejos es que hagas de este personaje alguien ingenioso y jaranero, pero al mismo tiempo hazlo un buen guerrero, ladrón o estafador. Sí alguien es solo divertido no merece estar en el grupo del héroe que salvará el mundo. No, sí estás allí cómo aliado del héroe es porque puedes aportar algo para alcanzar el objetivo y todavía no he escuchado de un villano derrotado a base de chistes.

Bien hecho, este personaje le dará al lector otra visión sobre la dinámica interna del grupo, así cómo de otros sucesos que pueden estar ocurriendo en la historia.

05 El traidor

Este es el personaje que en algún momento de la historia traicionará al héroe. En muchas malas novelas de fantasía, podemos decir desde el principio qué personaje será el que traicione al héroe. Incluso, el mismo será quién lo identifique, lo cuál no hace más que dañar el sentido con que se trae este tipo de personaje a la historia.

El traidor, es un personaje que debe hacer dudar al héroe. Primero, sobre en quiénes puede confiar, y segundo, debe hacer pensar de manera profunda en los motivos por los cuáles está luchando, incluso, en la esencia misma de su búsqueda.

Todos sabemos que las verdades absolutas no existen, cada bando en la contienda a la que se enfrenta el héroe en su viaje debe tener al menos una parte de la verdad. Un personaje en el que héroe confiaba que se pase al lado del contrario debido a que ha sido convencido por la lógica del discurso del supuesto villano sería un buen disparador para que el héroe cambie y evolucione, además de una buena variante al “él siempre fue un traidor.”

06 El Guardián

El Guardián es la representación física de las barreras a las cuáles deberá enfrentarse el héroe en su viaje. Aunque puedes pensar que su papel es estático, ser solo un obstáculo que él héroe debe superar para seguir adelante, no tiene que ser así. Los guardianes representan el peligro real al cuál se expone el héroe, en el momento en que aparecen son más poderosos que él y pueden aplastarlo si este no se espabila.

Aunque el guardián pueda pertenecer a los malos, es un personaje que hará crecer al héroe. El que este necesite crecer y desarrollar nuevas habilidades para derrotarlo es parte de la preparación que necesitará para cuándo llegue el momento definitivo y tenga que enfrentarse al gran mal.

07 La Sombra

Este personaje representa al villano de la historia, aunque necesariamente no necesita ser una persona de carne y hueso, Saurón no lo era ni lo era el Oscuro en la Rueda del Tiempo. Son el origen de los problemas y amenazas que han hecho que él héroe abandonara su mundo ordinario.

Los mejores villanos o sombras, son aquellos en los que reflejas de alguna manera al héroe, no un contrario completo, sino alguien que tiene puntos comunes con él. Solo piensa en aquella escena de la guerra de las galaxias dónde Luke Skywalker se enfrenta al reflejo de Darth Vader en el planeta dónde vive Yoda. Su mayor temor, es que el gran villano, el origen de todos sus problemas y dificultades, sea demasiado parecido a él, algo que cómo todos sabemos, no está demasiado lejos de la realidad.

No abuses del viaje del héroe

En este punto del artículo puede parecerte que usar el viaje del héroe es algo bastante fácil y que no debería darle muchos problemas a los escritores. Pero lo cierto es que sucede todo lo contrario, durante años, en especial durante los ochenta y principios de los noventa, se escribieron muchas novelas que seguían a rajatabla la supuesta fórmula de Campbell. Y cómo decía al principio de este artículo, el Monomito es un arquetipo, una guía general no una guía paso a paso que se deba seguir para obtener un resultado específico.

Cómo pudimos ver en el resumen que hice de la Rueda del Tiempo, Jordan no sigue al pie de la letra lo que estableció Campbell. La historia de Rand tiene sus propias necesidades, cómo la que él héroe mate a su viejo yo y se reconcilie con el nuevo mucho antes de enfrentarse a la prueba final. Que su recompensa sea inmaterial y que al mismo tiempo le cueste el regreso al hogar.

Eso es lo que hace de la Rueda del Tiempo una historia excepcional, que hubiera quedado arruinada si Jordan hubiera seguido al pie de la letra la fórmula del viaje del héroe. Un Rand que no se hubiera reconciliado consigo mismo y aceptado su muerte nunca hubiera podido enfrentarse al Oscuro, sería demasiado débil y hubiera caído en la tentación.

Recuerda que el viaje del héroe, al ser un arquetipo debe servirte cómo una guía, en especial para aquellos momentos en los que no sepas cómo avanzar, pero que el argumento y necesidades de tú historia están por encima de el.

El viaje no es solo del protagonista

Un punto que muchos escritores no explotan demasiado a menudo en sus novelas es concebir el viaje del héroe cómo parte del desarrollo de otros personajes además del protagonista. Aunque uno puede pensar que dado que el arquetipo se llama el viaje del héroe, solo se le debe aplicar a los protagonistas de tus historias. Pero esto no es cierto, cualquier personaje puede tener un viaje del héroe.

El fin del viaje del héroe no es hacer que el personaje salve el mundo ni que es el héroe predestinado. El viaje del héroe es un viaje de transformación, uno que cualquier persona puede asumir siguiendo las mismas fases de los grandes héroes, solo que sus retos, enfrentamientos y recompensas serán de una menor escala.

Por tanto, dale al resto de tus personajes un viaje de superación, en el que cambien a medida que ayudan a tu protagonista. Esto se nota en la Rueda del Tiempo, dónde junto a Rand, Perrin y Matrin tienen sus propios viajes del héroe personales que los irán transformando hasta convertirlos en las personas necesarias para apoyar a Rand en su lucha contra el Oscuro. Un ejemplo más clásico sería el de Sam, en el Señor de los Anillos, quién tiene su propio viaje del héroe a medida que acompaña a Frodo. Debe mantener a Frodo lejos de la tentación que representa el Anillo Único, mientras también se enfrenta a Golum.

Una historia dónde varios personajes además del protagonista quieran obtener sus propios objetivos y que lo vayan haciendo a medida que ayudan al héroe, es una historia que se acerca mucho más al realismo. Además, te permite cómo escritor, si escribes desde distintos puntos de vista, tener pequeños clímax a medida que preparas al lector para el momento álgido de tu historia.

Los mejores viajes del héroe que he leído

Si llevas un tiempo leyendo los artículos que publico en mí blog, sabrás que me gusta dejar sugerencias de lecturas. Creo firmemente en que la mejor manera en que un escritor puede aprender a hacer las cosas bien, es leyendo lo mejor que se ha escrito. Por tanto, que mejor manera de terminar con este artículo tan largo que unas cuatro sugerencias de lecturas sobre los mejores viajes del héroe que he leído:

El señor de los Anillos, J. R. R. Tolkien

Esta trilogía es un libro que no podría faltar, ni ser el primero de esta lista. La Fantasía debe su fama cómo género a este libro, cuyo autor ilustra de manera magistral el viaje del héroe. Para ello se auxilia de los hobbits, en especial de Sam y Frodo, quiénes, en esencia, son personas normales que se enfrentan a un gran reto que cambiará sus vidas.

La Rueda del Tiempo, Robert Jordan

De esta saga no creo que deba hablar demasiado, durante el análisis de las doce etapas del héroe he dicho más que suficiente. Pero es uno de los pocos ejemplos que he visto dónde se desarrollan al mismo tiempo el viaje del héroe de varios personajes que influyen de manera directa e importante en la historia.

Elantris, Brandon Sanderson

Es casi seguro que hayas leído este libro, el que lanzó a la fama a Brandon Sanderson pero si no lo has hecho, esta es la oportunidad perfecta de hacerlo. Raoden, el personaje principal de la historia es un héroe extraño, ya que a diferencia del estándar no comienza desde lo más bajo, sino que cómo príncipe su viaje del héroe consistirá en aprender y sufrir como las personas comunes. Aprenderá nuevas habilidades irá atravesando las distintas etapas del viaje del héroe, las cuáles le darán una respuesta que cambiará el mundo.

El nombre del viento, Patrick Rothfuss

Y por último, pero no menos importante, esta trilogía que causó un gran revuelo a mediados de la década pasada. Patrick Rothfuss apuesta aquí por un viaje del héroe mucho más clásico, pero basándose en un sistema de magia duro y un héroe casi perfecto. Aunque la novela tarda algo en arrancar, es algo que merece la pena leer.

 

Espero que esta guía te haya servido y la próxima vez que te plantees escribir una novela de fantasía usando el viaje del héroe sepas que elementos necesitas tener y qué no hacer. ¿Qué crees que se me ha quedado? ¿Qué piensas del viaje del héroe cómo forma de contar una historia de fantasía? ¿Has escrito alguna historia usándolo? Anímate, y si has llegado hasta aquí también deja un comentario, siempre respondo.

 

[1] Cualquier parecido con Cuba es pura coincidencia.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

6 Comentarios

  • ropeh

    Buenos días, me llamó hoy la atención este articulo y el comentario posterior de Eric Flores. Tengo entendido que Sanderson escribe sobre esto también, tengo fragmentos de lo que dice en el prólogo de alguno de sus libros pero me gustaría encontrar el artículo original.
    Para mi el camino del héroe se ve mucho más claro en el hobbit que en ESDLA. Son libros que cualquiera que se inicie en la fantasía no debe dejar de leer.

    • J. A. Cantallops

      Que bueno que estés notando el artículo, aunque tiene como doce páginas y lleva un rato leer.
      El artículo original creo que podrías encontrarlo en la página de sanderson, o, aprovecha si lo citó y lo buscas en google.
      A mi me gustó más en la rueda, porque no sigue el camino de manera fiel, sino que hace su pequeño enredero.

      • ropeh

        Claro, entiendo lo que dices. No por gusto Sanderson aceptó escribir los últimos libros a solicitud de la esposa de Jordan.
        Me parece que para un escritor debe ser bien difícil escribir algo que otro no haya escrito, que sea puramente original. (¿Hasta Homero bebió de otras aguas?) Y a medida que lees de otros autores, me imagino que puede ser hasta inconsciente que se pegue algo.

      • ropeh

        El artículo en general me gustó, ya te comentaba que había leído algo sobre ese tema.
        Sobre la cuestión de los plagios que dice Eric, pasa con todo hasta con los descubrimientos en la ciencia. A veces solo por ser americano le dan la preeminencia, jajaja.

  • Eric Flores Taylor

    Bro, lamento comentar q tienes varios planteamientos errados en este artículo, siendo los más graves el decir q cambell fue el primero en este tipo de estudio y q tolkien se basó en la obra d aquel para ESDLA.
    Me explico, tolkien ya habia escrito el hobbit y demostrado un camino del héroe perfecto en esa obra 20 años antes y ESDLA fue un proceso largo q comenzó 12 años antes q cambell publicara el héroe d las mil caras. Además, los estudios d tolkien sobre lingüística y literatura antigua lo hacían un experto cuando cambell aún no soñaba con pisar Europa.
    Sobre la influencia q recibió cambell y trabajos afines, casi idénticos, d los cuales bebió en demasía podemos mencionar la obra del psicoanalista carl gustav jung, quién inició el estudio d una conexion común en el pensamiento humano q lo llevó a fundar la psicología analítica, pasando por largos estudios y comparaciones sobre la literatura, la filosofía, el arte y las religiones d diferentes culturas y civilizaciones.
    Es vital mencionar a george frazer y su libro la rama dorada publicado en 1890, cambell ni siquiera había nacido, donde está d manera profunda la comparación d mitos y leyendas d diferentes religiones del mundo, algo q cambell toma para su obra, solo q se enfoca de manera más cerrada en los mitos d los aborígenes d norteamerica.
    Y para cerrar t menciono al hombre q escribió el héroe d las mil caras 20 años antes q cambell y no es otro q vladimir propp con las llamadas funciones d propp, estas funciones se basaron en los cuentos populares rusos y aunque son 31, tienen una semejanza abismal, nivel plagio descarado, con los 12 estadios del héroe y d hecho con solo poner ambos trabajos juntos se nota q los 12 son un resumen d las 31.
    Cambell sólo fue el más conocido d todos porque era norteamericano, pero de no ser por george lucas q luego del éxito d star wars declaró haberse basado en el héroe… casi nadie del fandom lo hubiera conocido jamás. Como ves, todo es producto del efecto mediático y la clásica cría fama… Al respecto y como muestra, es significativo q la entrevista más conocida a cambell se la hicieran luego d las palabras d lucas, antes era conocido en su medio, pero no así en el género fantástico. Para más haber, la saga insigne de la fantasía y q más adictos despertó en su momento por cambell y el camino del héroe, dragonlance, surgió en 1984, 7 años después d star wars y el descubrimiento d cambell para el público.
    Men, t admiro y respeto lo q haces, creo q tienes la intención correcta y estás en el camino adecuado para platicar con un público deseoso d conocimiento y temas del género fantástico y la teoría afín a este; no obstante, mi recomendación, q puedes tomar o no, es q trates d informarte más antes d hacer afirmaciones d peso como las q t señalo al inicio d este extenso comentario. No eres el único al q he visto caer en este tipo d errores y sé, porque yo mismo los cometí, q son cosas factibles d corregir y mejorar, para q no entres en afirmaciones absurdas o carentes d respaldo y q cualquiera con algo d conocimiento puede derribar. Esto lo he visto tantas veces en paneles y conversatorios del fandom q hasta me hizo alejarme d las actividades por la falta d seriedad ante la investigación y ante el público q sin ser conocedor se merece lo mejor d un conferencista y una información detallada, precisa y preferiblemente no absolutizada o parcializada del tema.
    Y para terminar, quisiera decirte q me he tomado este tiempo para responderte porque me importa lo q haces y considero q eres d lo mejor q he leído en cuanto crítica y trabajo teórico de nuestro género. Lamentaría mucho verte caer en errores tontos y sin sentidos q manchan la imagen q das como divulgador y en cierta medida, especialista d esto, mas aún cuando basta con suprimir comentarios tales como es el mejor en lo q hizo, solo es tu opinión; fue el primero, nadie conocido fue el primero en nada, hasta homero bebió d otros; a nadie se le ocurrió antes, ídem a la explicación anterior… No sé si me entiendes.
    Nada más, sigue adelante q quiero seguir leyendo cosas tuyas y comparando opiniones, salu2, Eric.

    • J. A. Cantallops

      Gracias hermano por las correcciones, estuve verificando lo que dices y ya actualicé el contenido. Gracias por hacérmelo notar y la confianza, si te encuentras otros errores por el blog simplemente deja un comentario como este, no hay problemas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *