Diatribas de Limyaael

Limyaael 024 Lenguajes

Autor: Limyaael

Traductor: José Alejandro Cantallops Vázquez

¿Adivina quién no terminó hay trabajando en sus ensayos?

Oh, bueno.

 

(Esto de admitir mis prejuicios se está volviendo una parte estándar de la diatriba).

Además de C. S. Lewis, El señor de los anillos de Tolkien fue la primera novela de fantasía que leí. Se las arregló para infectarme no solamente con su fascinación por los no humanos, sino por el bicho de la lingüística. Incluso pienso que los autores profesionales deberían prestar más atención a sus lenguajes en sus novelas de fantasía de lo que lo hacen, pero al menos algo de atención es mejor que el desastre que es el resultado del intento de algunas personas de crear su propio lenguaje.

1) No uses letras capitales o apóstrofes en medio de las palabras.

Simplemente no lo hagas. Las hace lucir extrañas a los lectores y tus lectores pasarán más tiempo preguntándose como pronunciarlas que leyendo la historia. ¿LImya se dice diferente de Limya o lImya? ¿Qué hay de Li’mya? A veces, los autores intentan incluir algo en el principio de la historia como, “El apóstrofe debería ser pronunciado como una pausa glotal,” pero esto se olvida muy rápidamente. Los apóstrofes y las letras capitales están supuestamente para darle un sabor exótico al lenguaje, pero aquí lo exótico cruza la línea y se convierte en extraño y distrayente.

2) Tampoco series uses extrañas de letras.

Seguro que puede lucir alienígena llamar a un dragón Jwxgchiblwz. Pero esto solamente confunde a tus lectores, quienes esperan leer fantasía, no un libro donde aparentemente los dedos del autor sufrían de vez en cuanto espasmos sobre el teclado. Evita eso, así como las letras capitales y los apóstrofes en medio de las palabras. Si realmente quieres un sabor exótico, construye los nombres de cada cultura en base a una regla estricta, y cuando encuentres una nueva cultura o grupo de personas, entonces modela los nombres sobre alguna otra regla. Estos serán inmediatamente distintivos y sonarán así para tus personajes sin provocarles hernias a tus lectores.

3) No aceptes sin pensar la hipótesis Sapir-Whorf.

De una manera simple (la forma en que la mayoría de las personas la conocen), la hipótesis Sapir-Whorf dice que el lenguaje estructura el pensamiento. Así, alguien que solamente tiene dos palabras para los colores en su lenguaje, como palabras para luz y oscuridad, supuestamente no pueden reconocer el rojo oscuro y el azul oscuro como colores distintos. Esto ha sido probado manifiestamente como falso en experimentos simples con personas que hablan estos tipos de lenguajes, donde fueron capaces de reconocer los colores como diferentes y podían aprender con facilidad las palabras para ellos en otras lenguas.

El lenguaje no es una cadena de hierro sobre el pensamiento, y muchos pensamientos toman lugar sin intervención del lenguaje. La Nuevalengua de Orwell habría fracasado. Igualmente, un lenguaje de fantasía que es supuestamente el “lenguaje del mal” o el “lenguaje del bien” fallaría dentro de los terrenos estrictos de la lingüística. Las personas que hablan ese lenguaje todavía serían de ser capaces de pensar fuera de ella.

Por supuesto, el mismo Tolkien violó esta regla con la Lengua Negra, pero Tolkien tenía un oído fino para las diferencias lingüísticas (para él, el cambriano era agradable y el gaélico no lo era y puede haber modelado algunas palabras de la Lengua Negra en base al gaélico, así nazg, la palabra para “anillo” en la lengua negra es similar a nasc, la palabra el gaélico para “anillo”) y podría librarse con este tipo de cosas. No es que representara el lenguaje como la fuente del mal, era malo por quien lo hizo.

4) No asumas que las lenguajes construidos necesariamente se esparcirían en una sola generación.

Una vez más, la lengua negra de Tolkien parece ser la excepción a esto, irónicamente, es el único idioma completamente creado en la Tierra Media; Saurón es el único personaje en la tierra media que comparte el hobby favorito de su autor, pero su creador era inmortal y lo desarrollo naturalmente después de ser liberado dentro de lo “salvaje,” así como lo fue, dividiendo en las muchas lenguas Orchis. (Como mucha información que uso sobre los lenguajes de Tolkien, esta viene de Ardalambion, o Of theTongues of Arda, el mejor sitio sobre los lenguajes de Tolkien, al cual los animo a consultar).

Muchos autores novatos de fantasía no son ni siquiera tan cuidadosos. Un lenguaje puede ser creado y difundido y nunca cambiar. Las “lenguas comunes” son un ejemplo particularmente malo de esto. Raramente hay alguna historia natural tras ellas, ya sea mostrándola como el único idioma dominante de la tierra o un pidgin, y luego un creole de muchas lenguas diferentes. La mayoría de las razas hablan la lengua común además de la propia. ¿Pero por qué? ¿De dónde viene? Los autores no se molestan en explicarlo.

Esto me lleva a…

5) Date cuenta de que existirán diferencias lingüísticas en un mundo amplio.

Robert Jordan es realmente, realmente malo en esto. Tiene culturas distribuidas a lo largo de un amplio continente e incluso una cultura que ha pasado cientos de años al otro lado del océano y, aun así todos hablan la misma lengua, con solo un ligero acento.

Piensa un poco. Los mundos de fantasía no tendrán comunicación global, o la tendrán solamente en formas limitadas (para mensajes realmente importantes, podrían usar la telepatía, como hace Marion Zimmer Bradley en Darkover, pero incluso allí, solo es posible debido a que el “lenguaje” mental es común para todos los telépatas y es diferente del lenguaje normal). No tiene mucho sentido que alguien que vive al otro lado del mundo hable el mismo idioma que alguien que vive al lado, incluso si es una “lengua común.” Al menos debería haber variaciones regionales y probablemente mucha más diferenciación de la que hay entre, digamos, el inglés británico y el americano.

Los personajes en la fantasía con problemas lingüísticos ya sea que vivan en mundos que aparentemente tienen algunos medios secretos de comunicación global, siempre encuentran a una persona que puede hablar su lenguaje, o se las arreglan milagrosamente para aprender la nueva lengua en cuestión de días o semanas. No es posible, debido a…

6) Recuerda que la habilidad para los idiomas declina con la edad.

Los niños son los mejores aprendices de lenguajes y pueden crecer hablando igual de fluidas dos o más con facilidad, mientras sus padres insistan en que las aprendan. Las habilidades lingüísticas como esta se pierden a partir de los diez años en adelante, salvo en raros casos de genios políglotas. Un protagonista que tiene dieciséis y ha hablado solamente la lengua común toda su vida no será capaz de aprender el lenguaje de una tribu que lo ha salvado de morir congelado así de fácil, particularmente si no hay un guía traductor para guiarlo. Los nombres de objetos y algunas acciones concretas pueden aprenderse con facilidad, pero imagina intentar el concepto de “ser”, “no”, “si”, “ayer”, “mañana” o “rojo” sin usar términos comunes. La heroína nunca sabría, si alguien le grita por tocar una olla, si las palabras realmente significan “¡No!” o simplemente, “¡No toques eso!” Tomaría varios intentos para estar seguro. Mientras tanto, estará lidiando con varios ejemplos como este y, además de todos los problemas del lenguaje no verbal.

Es fácil porque los autores quieren un arreglo rápido para este problema. Pero desafortunadamente elimina una de las piedras angulares para la realidad de un mundo de fantasía similar al medieval, especialmente uno lleno con varias culturas y lenguajes diferentes. Si tienes complejidad lingüística en tu mundo, deberías aceptar el costo que viene con eso.

7) Muchos de los mundos de fantasía no tienen imprenta y la alfabetización no es obligatoria.

A menos que te las arregles explicar cómo tus protagonistas aprendieron a leer, es probable que el lector promedio sea escéptico sobre ello. Los nobles tienen la mejor excusa. Otras veces, puede ser inventado (por ejemplo, El libro de las palabras, de J. V. Jones, donde el héroe, Jack, aprende a leer durante un período de cinco años copiando libros de imágenes y palabras, los cuales había sido contratado para copiar precisamente debido a que no sabía leer). Pero muchas veces, los héroes y heroínas surgidos de la nada, en una granja no particularmente próspera pueden leer y escribir. Eso hace que se tambaleé mi imaginación.

Otro problema es la amplia disponibilidad de libros en muchos mundos de fantasía fuera de las universidades, casas de nobles ricos, o monasterios, todos los cuales podrían ser lugares donde podrían encontrarse razonablemente. Si este mundo tiene imprenta, perfecto. Aun así, de alguna manera los protagonistas van a tener acceso a libros en mundos donde no deberían tenerlos. Esto parece bastante común si los libros que buscan son antiguos, cuando uno piensa que debería ser más difícil.

Nunca hay duda de que la información que hay en los libros es certera, a pesar de la propensión de los escribas a cometer errores en sus copias, insertar notas pequeñas, o intentar hacer “mejoras” al texto original. Solo por una vez me gustaría ver a un héroe que lee la respuesta en un libro antiguo y se tome un momento para preguntarse sobre su certidumbre.

Pienso que la fuente de este problema, es que la mayoría de los autores de fantasía están acostumbrados en general a los libros y palabras de nuestro tiempo. Podemos leer y encontrar un libro por todas partes, así que pensamos que no es un gran problema. Pero es un gran problema cuando tienes a un héroe campesino que nunca debería haber aprendido a leer fluidamente según las filosofías de su mundo. (En ocasiones, los autores incluso violan sus propias reglas, como unas pocas historias que he leído que establecen ardientemente que las chicas en sus mundos no son enseñadas a leer y entonces me muestran igual de ardientemente a sus heroínas descifrando mensajes secretos, sin explicar cómo podrían leerlos).

8) Por favor, no hagas pullas que dependan de tu idioma.

He visto esto arruinar libros que de otra manera serían buenos. A menos que tu libro esté ubicado específicamente en la Tierra moderna o es una fantasía histórica, es una buena apuesta suponer que tus personajes no están hablando tu idioma. Intentar hacer que resuelvan acertijos o bromas cuyas respuestas dependen de un juego de palabras de tu idioma, o peor, del deletreo de esas palabras en el idioma original, me hace convulsionar. También destruye la suspensión de la incredulidad cuidadosamente construida (asumiendo que el autor ha logrado esto).

9) Intenta mantener los nombres consistentes.

Si tomas todos los nombres de personajes de un país como España y los del siguiente de Italia, perfecto. Si haces que la mayoría de los nombres de los personajes femeninos terminen en –ian y que los de la mayoría de los hombres terminen en –er, perfecto. Aunque lo de mezclar nombres realmente me molesta, especialmente los nombres modernos son mezclados nombres inventados y nombres de períodos históricos de la Tierra.

Por supuesto, Tolkien está en un extremo de la escala, quien no solo adaptó específicamente los nombres de sus hobbits de los orígenes de Inglés Antiguo o palabras inglesas, sino que también le dio algo de historia de cómo habrían sido algunos de esos nombres en Westron. No todos tienen que ser como él. Pero, por favor, por favor, por favor evita los ejemplos hilarantes (no intencionados) de La redención del peregrino de Sara Douglass, la cual felizmente usa una mezcla de nombres bíblicos, portugueses, y nombres como Conductor de Estrellas. Y el nombre de la heroína es Faraday.

La mayoría de los autores de fantasía pueden situarse en algún punto intermedio.

 

Probablemente innecesariamente detallado, pero soy realmente, realmente, sensible con el lenguaje.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *