Diatribas de Limyaael

Limyaael 158 Grupos rebeldes, parte 2

Autor: Limyaael

Traductor: José Alejandro Cantallops Vázquez

Bien, un poco más tarde de lo que prometí, pero aquí va.

 

6) Considera cuidadosamente el evento catalizador de la rebelión.

¿Qué hace que las personas dejen de tolerar un régimen que pueden haber estado tolerando hasta ese punto, o uno qué por otra razón obedecerían –por ejemplo, el derecho divino de los reyes a mandar- y convertirse en rebeldes? A menudo hay un evento que las personas pueden apuntar y decir, “Ahí fue, eso fue lo que prendió el fuego.” Incluso si son eventos más pequeños los que lo guiaron hacia allí, las personas tienden a elegir el más dramático y retenerlo en sus mentes. Antes de el no había rebeldes. Después de el los gobernantes tienen algo a lo que temer.

A menudo, la Fantasía no maneja esto demasiado bien, no necesariamente debido a la carencia de un sentido del drama de los autores de fantasía sino debido a que están demasiado adoctrinados bajo los estándares del siglo veinte y veintiuno. Por ejemplo, un miembro de un grupo perseguido es asesinado. ¿Pero si el grupo ya estaba siendo perseguido, qué tiene esta muerte qué hace que todo el mundo se enoje? El autor tiene que hacer un rastreo y explicar porque esta persona en particular era tan especial, algo que la mayoría de ellos son reluctantes a hacer,[1] o un personaje fuerte, identificable y envolvente, y entonces matarlo, lo cual tampoco quieren hacer.[2] Una muerte es más impactante cuando le sucede a alguien que conocemos o llegamos a conocer, no la de alguien sin rostro. Una persona sin rostro necesita condiciones especiales para enfurecer a una multitud, tales como haber sido una ejecución extraordinariamente pública o desastrosa. A veces “simplemente sucede,” pero si los lectores no comprenden esas circunstancias, hay un lector infeliz al otro lado del libro.

Otro problema es que, de nuevo, los autores se olvidan de la carencia de una comunicación global en la mayoría de los mundos de fantasía. Personas a miles de millas de distancia saben sobre la muerte la siguiente mañana, y ponen en movimiento planes para atacar a los gobernantes. ¿Como? Un sistema coordinado de comunicaciones rebelde es posible, pero ya sea que tengan un sistema postal secreto, un Pony Express esperando para salir corriendo y llevar las noticias, o pájaros mensajeros muy rápidos, necesita ser señalado antes.

También considera por qué el evento catalizador sucede de la manera en que lo hace. El gobierno tiene un líder rebelde popular en sus manos, y los murmullos de descontentos se están extendiendo. ¿Por qué van a ejecutarlo y hacerlo un mártir? Hay muchas posibles razones –miedo, confusión, ignorancia sobre cuan poderoso realmente es el descontento, el sentimiento de que ellos “harán un ejemplo de ella”- Demasiado a menudo el autor de fantasía y agarra del más tonto, que el gobernante es solo un sádico bastardo. Cierto. ¿Entonces, por qué todos los prisioneros no son tratados de la misma manera? Y, ¿por qué las personas los han tolerado tanto tiempo si ejecutan a todos de esa manera? Una vez más, regresas al problema de hacer esa muerte especial de una manera realista.

7) Si los rebeldes son superados armamentísticamente, mantén algo de sentido de la perspectiva.

El gobierno es a menudo mostrado como rico en armas, magia, dinero, esbirros estúpidos deseosos de morir por ellos y el apoyo de la mayoría de la población. Los rebeldes son pobres en todo lo demás, excepto por el arrojo. Y entonces ganan.

Por favor.

Los rebeldes tienen que sacar armas de algún lugar. Las armas cuestan dinero y probablemente una armería super-secreta llena con viejas hojas mágicas es todo lo que el lector está deseoso de permitirte. ¿Entonces cómo vas a entrenarlos durante este tiempo? ¿Como van a convencer a los mercenarios, a menudo orientados hacia la solución, para luchar por ellos? (No, la heroína no debería sonreírle al capitán mercenario y derretir su corazón helado. Incluso si hace eso, no puede convencer a toda la compañía de esa manera). Si desprecian a mucha de la población circundante, como tienden a hacer los grupos especiales super-secretos, ¿de dónde van a sacar los números para siquiera hacer un golpe realista?

Hay una solución muy, muy simple y obvia para eso, una bien representada en la historia del mundo: incluye otro país que no le agrade al gobierno en el poder. Las colonias americanas trajeron al gobierno Francés, los cuales estaban deseosos de ayudar debido a que no iban a acurrucarse con los Ingleses. Las armas francesas, las tropas, las naves y el entrenamiento hicieron la diferencia. Si, hubo diplomacia y tratados para que funcionara, lo cuál podría ser representado en una novela de fantasía (o al menos es más desafiante de escribir que interminables escenas de batallas). El proceso podría ser comprendido en la fantasía, y muchos lectores probablemente los perdonarán.

Aunque la mayoría de los autores de fantasía no piensan en esto. El Destino simplemente los puso del lado de los rebeldes. Están luchando por el Niño de la Flama que está destinado a gobernar el mundo, ¡así que por supuesto que van a ganar!

¿He mencionado últimamente cuánto odio el Destino?

Bien. Tienes al Destino, el cuál podrías relacionar a un guía religioso o a una visión filosófica. ¿Convencen los rebeldes en las malas fantasías a las otras personas de esto? No. Simplemente aparecen, el Niño de la Flama hace algo ingenioso y estúpido con magia y todo el mundo cae de rodillas. Caprichoso, ¿no? Si pudieran cambiar el apoyo de los gobernantes a los rebeldes de esa manera, no sé porque he confiado demasiado en ellos.

La idea de la persona oprimida puede ser usada muy bien. Pero no es inherentemente una grande, y tus héroes no merecen solo ganar debido a que están en desventaja numérica. Asegúrate de que tienen una manera razonable de ganar algo de apoyo y volverse formidables, o también que se comprometan en ataques terroristas, los cuáles pueden ser efectivos, pero son aborrecidos por muchos autores de fantasía.

8) Pon algunos políticos disidentes del lado rebelde.

Los movimientos rebeldes a menudos se fraccionan debido a que las personas en el movimiento tienen ideas conflictivas sobre cómo lograr sus objetivos. Dos personas comienzan exponiendo diferentes y ligeras variaciones de la filosofía guía del movimiento. Se convierten en fanáticos atrincherados, las luchas entre los simpatizantes se vuelven más y más amargas, y al final tienes dos (o más)  grupos divididos luchando el uno contra el otro, así como contra el gobierno, presa fácil para que los gobernantes se abatan sobre ellos y se los coman.

Entonces ahí está el movimiento rebelde monolítico de la mala fantasía, donde todos sonríen todo el tiempo y adoran al líder. ¿Sabías que ese tipo de felicidad y obediencia simple es característica de algunas personas que han sufrido una lobotomía?

Este es una de las pocas críticas que tengo sobre la saga de Rai-kirah de Carol Berg, la cual, de otra manera es una buena trilogía, una de las mejores fantasías que he leído. Los rebeldes en el segundo libro parecen adorar a su líder, Blaise y seguirlo por todo el lugar, y comienzan a temblar en el momento en que luce posible que pueda estar en peligro. Los cambios en el tercer libro, cuando se adentran en un conflicto con movimientos rebeldes diferentes con diferentes líderes, pero hay muy pocas preguntas sobre eso o desafíos al liderazgo de Blaise, incluso cuando toma algunas decisiones cuestionables. Intenta evitar esto. El liderazgo basado en el carisma puede ser poderoso, pero también está sujeto al cambio si el líder presiona demasiado, o si quien se une al grupo es el tipo de persona desconfiada, exigente, de pensamiento claro y que no cree en nada, que son el tipo de persona que más temen los gobiernos.

9) Introduce al menos una persona semi-simpática en el lado opuesto.

Así que están todas estas personas apoyando al gobierno opositor. El autor establece eso específicamente para que los héroes rebeldes puedan ser superados en número.

¿Es realmente posible que todas esas personas apoyando al régimen sean tontos?

, algunos gurús políticos podrían ser la respuesta, pero haz eso en una novela de fantasía y tendrás una apestosa novela de fantasía de mensaje. Así como puede haber muchas motivaciones posibles para que se cometan errores de gobierno que inicien la rebelión en primer lugar, puede haber muchas posibles motivaciones para continuar sirviendo al gobierno cuando la rebelión comience. La creencia honesta en una filosofía es uno de los mejores, y la más fácil de mostrar (al menos, dado que el autor a menudos retrata de manera completa la creencia del lado rebelde), y una de las menos usadas. Intenta vestir por una vez al otro lado con algo de humanidad y ver que sucede.

Quizás los rebeldes son hostiles a cualquiera sea el grupo al que pertenece esta persona. Si tienes tres grupos en conflicto, una mayoría y dos minorías, y el grupo rebelde representa una de las minorías, ¿por qué el otro lado no debería unirse al lado opuesto? También, esto puede ser algo que no recuerdo haber visto ser usado, quizás, excepto en la trilogía Rai-Kirah.

Quizás esta persona está preocupada por las posibles consecuencias de la rebelión (ver punto 10). Las rebeliones son desorganizadas. Llenas de sangre, vidas desperdiciadas, y, en muchas rebeliones del mundo real de las clases bajas en contra de los nobles, se destruyen obras de arte, libros, iglesias y hogares. Una mujer que ha pasado toda su vida enseñando en una escuela de música podría no gustarle mucho que los rebeldes ataquen su escuela y destruyan sus arpas- y a sus estudiantes.

O quizás la persona en el lado opuesto es solo, ya sabes, humana, y ser capaz de inteligencia y comprensión. Guy Gavriel Kay toma ese camino en Tigana, donde Brandin de Ygrath es el “malvado” hechicero que conquistó media Península de Palma. El cae con especial fuerza sobre Tigana, la provincia que mató a su hijo y usa su magia para arrancarle su viejo nombre. Y, aun así, Kay acerca la narrativa a él, parece un hombre tan inteligente, lleno de cultura y con un gran sentido del humor. A muchos de los lectores les gusta más que los rebeldes que están tratando de derrocarlo. (Yo también).

Las buenas personas luchan en lados opuestos de las guerras. Sucede.

10) Restriégale la nariz a los rebeldes por las consecuencias de la rebelión.

¿Ese costo que mencioné hace unos pocos párrafos? Si, debería aplicarse también a los rebeldes. Es ridículo cuando el enemigo puede destruir cada poblado en su marcha y aun así los rebeldes de alguna manera solo matan a las personas que lo merecen y nunca destruyen una granja, jamás de los jamases. Probablemente incluso ni siquiera pisan ningún insecto mientras caminan, cantando el equivalente de “Kumbaya” en sus mundos y tomándose de las manos. Mientras tanto, por supuesto, los esbirros del gobierno en el poder salen a buscar raras especies de escarabajos y luego las aplastan de manera deliberada, mientras cantan las canciones equivalentes de su mundo a las de Marilyn Manson.

Las acciones tienen consecuencias. Tus héroes no deberían estar exento de ellas. Para usar un ejemplo personal, de la última novela que escribí usando un héroe rebelde: se dio cuenta, cuando intentaba obtener la ayuda de los campesinos de su país, lo que le había hecho dos años sin tener a su grupo mágico especial. Habían confiado en la magia para todo, desde construir casas a protegerse a sí mismos de las enfermedades. Dos años sin ellos y la cólera había tomado venganza, sus casas goteaban cuando llovía y ellos no tenía idea de cómo repararlas, los huesos se rompían y tenían que dejarlos sanar torcidos, pasaban hambre debido a la carencia de comida mágicamente creada… y la lista sigue.[3]

Las consecuencias no podrían ser tan malas en tu propio mundo de fantasía, pero los rebeldes no deberían salir sin culpas.

 

Debido a las muchas posibilidades que las historias centradas en rebeliones ofrecen no sé porque tantas personas se las arreglan para arruinarlas por completo.

[1] Para un buen ejemplo lean Teckla, de Steven Brust, el libro completo se basa en esto.

[2] Este vendría siendo Ned Stark, su muerte ejecución hizo que el Norte se rebelara.

[3] Creo que Limyaael peca y cae en el mismo error de su tan criticado Terry Goodkind, pero dos años no son tiempo suficiente para que personas que han vivido toda la vida en el campo olviden todo. Las sanadoras de toda la vida en dos años no olvidarán como enderezar un hueso, solo porque durante dos miserables años usaron magia. Lo mismo se aplica a los campesinos y constructores, no deberían haber olvidado por completo sus oficios en dos miserables años de comodidad. Una fecha más realista estaría entre los 20-40 años, que da tiempo a que la generación que sabía hacerlo sin magia muera y la otra que ocupa su lugar si que no lo sepa.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *