Diatribas de Limyaael

Limyaael 191 Vampiros en la fantasía

Autor: Limyaael

Traductor: José Alejandro Cantallops Vázquez

 

El post sobre vampiros. Este está centrado en los vampiros en la fantasía, no en la literatura de horror, ya que he leído muy poco horror comparado con la fantasía.

Eso significa que este post se concentra en los vampiros realmente, realmente molestos.

1) Dale a cualquier personaje mortal una razón extraordinaria para querer convertirse en un vampiro/enamorarse de uno.

La única situación bajo la cual encuentro a cualquiera de estas razones plausibles es cuando el personaje mortal se enamora del vampiro bajo algún tipo de control mental, o posiblemente antes de darse cuenta de que realmente es un vampiro. No pienso que las siguientes razones tienen ningún sentido en ningún mundo ni bajo ninguna luna:

  • “¡Mis padres no me comprenden, así que me convertiré en un vampiro!” (Estoy segura de que eso realmente les enseñará).
  • “¡Los vampiros son tan sexies!” (¿Acaso no le gustan la necrofilia?)
  • “¡Soy una psíquica/especial/elegida/una bruja, así que debo tener una pareja vampiro!” (¿Por qué? Y mira el punto 2).
  • “¡Sé que soy un vampiro en mi alma!” (Esto podría funcionar con alguien que, esencialmente, tiene una naturaleza depredadora. Pero es casi siempre la chica de ojos grandes que lloró con la muerte de la madre de Bambi quién lo dice).
  • “¡Los vampiros son mucho más especiales que las personas ordinarias!” (Oh, mira, ahí va el Protagonista Adolescente Abusado #6548854 por la carretera hacia su destino… zzzzz).

Recuerda que, la mayoría del tiempo, los vampiros son representados como depredadores de humanos. Incluso los que solamente se alimentan de los humanos que lo desean. Los ratones no se quedan admirando el brillo de los colmillos de los gatos. El ciervo no se queda enamorado del lobo. Puedes hacer la atracción hacia los vampiros comprensible, incluso fascinante, pero requiere más trabajo que solo declarar que están enamorados de un vampiro/quieren ser convertidos. No tomes la ruta fácil.

2) De igual manera, dale al vampiro una razón extraordinaria para convertir a un mortal en un vampiro/enamorarse de uno.

Esto toca algo sobre lo que he escrito antes con los protagonistas inmortales, como elfos, dioses y Señores Oscuros. Él ha vivido por siglos. Ha visto humanos, probablemente incluso a humanos de belleza única, valor, honor y que han vivido y muerto. Probablemente ha matado a algunos de esos humanos el mismo. ¿Qué tiene la Genérica Chica Animada que la hace tan inusual que él estaría interesado en hacer algo más que beber unos tragos de sangre o jugar con ella durante un tiempo, y entonces abandonarla como una piedra caliente?

Aquí es dónde a menudo la idea de que los vampiros tienen que tener un “compañero” aparece, especialmente en las malas novelas de fantasía de romance. El vampiro y la mujer se lamentan y se ven el uno al otro en una escena telepática escrita en itálicas, entonces “se aman el uno al otro como estuvieron destinados a hacer.” Una vez más, caracterización perezosa, poco esfuerzo, pequeña recompensa. El autor puede encontrar la idea de un compañero maravillosa, pero no puede llevársela solo a los lectores con unos pocos pegotes de prosa púrpura y algo de lloriqueo. La misma regla se aplica a cualquiera buena fantasía de romance: muéstrale a tu audiencia por qué estas dos personas están enamoradas, se complementan la una a la otra, se atraen como opuestos, lo que sea. En el caso del romance vampiro/mortal, también tienes que avanzar una milla extra y mostrar por qué este mortal tiene lo que se necesita para atrapar y mantener a un bebedor de sangre, y por qué el debería estar interesado en ella. (Aquí estoy usando los pronombres debido a que en la mayoría de las historias que he leído, el amante vampiro es un hombre y la humana es una mujer. Muchas vampiresas parecen existir para sisear y actuar como putas que luego son masacradas. Ver punto 7).

Podría ser ligeramente más fácil de comprender por qué un vampiro convertiría a un mortal –quiere su compañía para la eternidad- pero si realmente no es solo un amor fugaz, ahí habrá consecuencias. Ahora está estancado con alguien que realmente no ama, o al menos ella es tan inmortal como lo es él, puede que tan rápida, fuerte e inteligente, y no puede dejarla atrás tan fácilmente. Para un vampiro que es tan inteligente, debería ser algo que pensar cuidadosamente antes de encontrar a su amante muriendo debido a un accidente de carro y “convertirla” sin siquiera pensarlo.

3) Por ahora, ya no es original hacer que tu vampiro se angustie por beber sangre.

Una razón, con todos sus defectos, del por qué me gustó Lestat el Vampiro de Anne Rice, fue debido a que Lestat no se angustiaba. Le gustaba alimentarse de las personas, matarlas y que lo adoraran, y rompió las “reglas” de la sociedad de los vampiros, y esperaba que las personas lo admiraran. Sí, eso cambió en los libros posteriores, lo cual es demasiado malo. Pero podría desear que hubiera más vampiros en la fantasía que fueran del tipo “Inclínate ante mí, mortal,” en vez de parecer incapaces de hace nada más que sentarse y decir, “¡Qué desgracia!”

Tengo tres razones para odiar esto:

  1. Es difícil lograr que el lloriqueo se haga con gracia. Y para los adolescentes humanos que sufren o el vampiro que no quiere alimentarse, esto sigue siendo verdad.
  2. Por ahora, es un cliché. La mayoría de los vampiros lloricas son copias de papel carbón, los unos de los otros.
  3. Hace parecer como si los vampiros todavía fuesen humanos, cuando, realmente, piensa en que han vivido cientos –incluso miles- de años, bebido sangre, no han visto el sol y un largo etcétera que los condicionaría hacia un tipo diferente de vida y perspectiva.

Si tu vampiro se lamenta de ser un depredador, o no puede reconciliarse a sí mismo con comer para sobrevivir, dale una razón con fuerza para que lo haga ser de esa manera. No asumas que debe ser de esa manera debido a que es un vampiro.

4) ¿Por qué comer “energía psíquica” es menos dañino?

Parece haber una tendencia en algunas novelas de fantasía a que los vampiros se alimenten de otras cosas que no sean sangre, como la energía psíquica, o “la fuerza vital,” sueños, o lo que sea. No me molesta eso; le agrega una variación al mito usual del bebedor de sangre. Pero me molesta cuando este tipo de alimentación es mostrada sin consecuencias negativas.

Algunas veces no estoy segura de a que se refieren los autores por “energía psíquica,” así que daré una definición general: es la energía que le permite a la persona pensar, crear, planear, tener ideas, y quizás proyectar poderes psiónicos, como la telepatía o la telequinesis. Un vampiro psíquico que se alimenta del cerebro del personaje B. Y, entonces este se va. ¿Dónde deja eso al personaje B?

Esperaría que al menos que estuviera en un estado tan lamentable como el de un personaje al que han chupado una pinta de sangre. Típicamente las víctimas de vampiros “normales” no mueren, se quedan en cama, duermen mucho, y están pálidos, pero eventualmente se recuperan. Las víctimas de los vampiros psíquicos parecen levantarse al siguiente día y seguir con su vida.

¿Con su energía para pensar y crear perdida? He experimentado días como ese antes, dónde mis pensamientos parecían moverse a través de algodón y nada tenía sentido. Mientras que no me inclinaría a atribuirlo a un vampiro psíquico, ni tampoco pienso que las personas que viven en un mundo con tales criaturas pudieran ser almacenes infinitos de energía para ellos, sin ningún efecto colateral para ellos mismos.

La idea principal del vampiro es que es un depredador. Suavizar demasiado a menudo es un intento de tener un pastel y comer demasiado. Si tienes a un vampiro que se alimenta de otra cosa que no sea sangre, muestra los contra, y estudia a los humanos que carecen de esa cosa, incluso si es solo por un corto periodo. Alimentarse de los sueños podría parecer inofensivo, pero las personas que no sueñan eventualmente pueden volverse locas. De igual manera, ¿las personas que pierden la fuerza vital mueren más temprano? Lógicamente, parece que deberían. No puedo imaginar que estarían felices por eso, especialmente si el vampiro se alimenta de ellos sin su permiso.

5) Las limitaciones vampíricas están allí por una razón. Si te libras de algunas de ellas, pon unas nuevas en su lugar.

Esto es especialmente apropiado si estás escribiendo sobre vampiros cuyo trasfondo no es occidental. Un vampiro en un mundo de fantasía sin la Cristiandad podría no tener ninguna razón para estar intimidado por una cruz –pero quizás el sonido de un cántico podría alejarlos. Tus vampiros bien podrían no importarle el ajo, podrían cruzar corriendo el agua, podrían ver su reflejo en los espejos, quizás incluso resistir el sol. Pero por cada limitación que quitas, vuelves al vampiro más poderoso sin ningún costo aparente. Esto convierte a los vampiros amigables en deus ex machinas y a los héroes vampiros en semidioses. Tienen que haber ciertas cosas que no sean capaces de hacer.

Si no vas a usar el saber popular de otra cultura en la Tierra, entonces piensa sobre algunas de las limitaciones que surgen naturalmente de los vampiros, oh, para hacer un buen punto, están muertos. ¿Atraen naturalmente a las moscas?  Quizás cada vez que el vampiro se acuesta, hay moscas molestas intentando poner huevos en sus ojos. Puedo imaginar que tampoco le gustarán demasiado a la mayoría de los animales con un sentido más agudo del olfato no les gusten demasiado. Los perros podrían ladrarle no debido a que el vampiro es inherentemente “malo” sino debido a que no huele de la manera correcta. Los caballos podrían no estar deseosos de llevarlos. Quizás una raza mística de no humanos, como elfos o goblins, poseen una venganza en contra de su especia y le dispararán a cualquier vampiro a la vista.

Se especialmente cuidadoso con los dones más poderosos de los vampiros, como el cambiar de forma y poder volar, si un enemigo realmente no puede encerrar a un vampiro debido a que puede volar por encima de los muros, entonces si lo encierra en un cuarto cerrado, podría convertirse en un ratón y atravesar una aparentemente impenetrable pared de magia, todo se ha acabado en el momento en que el vampiro se une al lado del héroe. (Un vampiro que se una al lado del villano usualmente es hecho tonto de la manera en que lo son la mayoría de los villanos en la fantasía). Esto es aburrido. Aburriiiido. Mata el suspenso, mata la tensión, mata cualquier sentido de verdadera competencia entre los dos bandos.

Por todos los medios escoge tus limitaciones bien y sabiamente. Pienso que más personas deberían escribir vampiros que no caigan dentro de los estereotipos de género. Pero usándolos como indetenibles máquinas asesinas no es mejor que convertirlos en blandos de gran corazón que realmente no dañan a nadie, como el punto 4 tiende a hacer.

6) Piensa en los contra, así como también en las ventajas de la reproducción humano/vampiro.

Los vampiros no pueden tener hijos con los humanos en cada novela de fantasía de vampiro que he leído, pero cuando lo hacen, los bebes parecen no tener problemas. A menudo son más fuertes, más rápidos y más inteligentes que los humanos normales, y además de quizás tener que beber sangre –o “energía psíquica”- para sobrevivir, pero tampoco tienen ninguna de las limitaciones de un vampiro. Están listos para avanzar y convertirse en semidioses en su momento.

Este es un problema común con los héroes híbridos sobre los cuáles he posteado antes: el autor les da solamente los rasgos “buenos” de la parte no humana, y ninguno de los feos. Aunque, recuerda que los híbridos automáticamente no comparten cada una de las ventajas de sus padres. Las mulas son más fuertes, más testarudas y probablemente más inteligentes que los caballos, pero no son tan fértiles como ellos (al menos la mayoría de ellas), y la mayoría de los humanos en las novelas de fantasía no las usan prefiriendo a los caballos como monturas. Los medio elfos no viven tanto como los elfos, aunque los autores a menudo los hacen hermosos y les dan un control completo sobre la magia élfica. Y tampoco deberían escapar los medio vampiros sin algún sentimiento de costo por tener un padre vampiro.

Una posible idea podría ser la protección en contra de enfermedades. Leí una historia corta absolutamente maravillosa, cuyo título y autor no puedo recordar justo ahora, sobre un vampiro que se había vuelto abominable de beber la sangre de los humanos –y contrayendo cada una de las enfermedades que llevaban en la sangre. Uno podía conjeturar que los vampiros normales no tienen este problema, o no hubieran sobrevivido durante tanto tiempo, pero ¿qué hay de un niño medio vampiro? Si está vivo, podría no tener la protección de la carne muerta, y necesariamente no sería tan resistente como un vampiro purasangre. Podrían empezar a ser más cuidadosos con lo que comen.

Otra posible opción es hacer a los medios vampiros más torpes con la magia que a sus padres, ya que no han vivido lo suficiente para adquirir el exquisito control que se podría esperar que tuviera un vampiro de cientos de años. Quizás significa que en vez de solo alimentarse de un poco de la energía psíquica del vecino de al lado, termine drenando toda su energía y lo mate. ¿Ahora que va a hacer, especialmente si hay evidencia circunstancial que apunta hacia él?

Cualquier contra como estos podría hacer a la historia mucho más fascinante –definitivamente más interesante que la última historia de un héroe con poderes incomparables.

7) Intenta tener hembras vampiros que no sean putas.

El peor ejemplo que puedo pensar de esto es la saga de Anita Blake, la cual está ubicada en una América alternativa dónde los vampiros son reconocidos como ciudadanos con derechos civiles. Los hombres vampiros pueden ser personajes autoritarios y fascinantes (a pesar de la tendencia de la autora en los recientes libros de hacer que cada uno de ellos se enamore de la heroína). Cada mujer vampiro en la saga hasta la fecha ha sido mostrada como sexualmente hiperactiva y usualmente más estúpidas que los hombres, y sin ninguna razón más cruelmente descerebradas.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué los hombres vampiros son más atrevidamente sexuales y valorados por esto, pero a las mujeres vampiros no se les permite disfrutar y tener sexo sin menosprecio? (La única excepción para esto es una heroína mortal convertida en vampiro, y a menudo vírgen en primer lugar).

He escuchado sobre algunas pocas historias que son la excepción a esto, incluyendo una saga de historias sobre vampiros llamada Gilda de una autora llamada Jewelle Gomez. No he leído esas historias, así que no puedo decirlo por seguro. Si es así, sería un descanso bienvenido de todas esas putas.

Si tienes a una mujer vampiro en tus historias, considera hacerlas de carne y hueso (lo siento, una pulla mala) un personaje como los hombres vampiros, no solamente para tenerlas allí para que le sisen a la heroína o sacudir su flameante pelo rojo y brincar de un lado a otro con un diáfano vestido de gala.

El siguiente post será sobre sirvientes.

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

12 Comentarios

  • Simple

    No me suele gustar este genero pues esta plagado de los peores males de la literatura (clichés, poco desarrollo de personaje, conveniencias de guion, deux ex maquina). Dracula creo que es una de las pocas que merece la lectura al menos por los clásicos… aun con esto hay dos adaptaciones animadas que están bastante bien, una es la adaptación de Castlevania de Netflix, con buena animación, diseño de personajes y motivaciones creíbles… y el otro es la genialidad de vampiros en la habana donde se rompen tantos esquemas y su humor es tan bueno (al menos para nosotros los cubanos) que en caso de por casualidad alguien no la haya visto recomiendo hacerlo ya. Un dato que quizás si pocos conozcan es que también tiene un libro llamado vampirenkomando o algo así, que aunque con un estilo mas relajado y sin retenciones, me gusto tanto como para no mencionarlo

  • Luthien

    Me ha encantado este post! Siempre me ha gustado más el vampiro clásico, el que mata por placer y desprecia la mortalidad, y no digo que no pueda enamorarse, no vamos a negarle eso, pero que a su vez sea un depredador y no un ser patético que llora todo el tiempo.

    • J. A. Cantallops

      A mi nunca me han gustado las novelas ni las historias de vampiros, igual que con las de hombres lobos, pero hay que admitir que la imagen clásica del cazador, el tipo duro e inmortal es mucho mejor que la del vampiro llorica de Crepúsculo.

      • Luthien

        Leí muchas veces Drácula porque me encantaba, se convirtió en mi adolescencia en uno de mis libros preferidos, pero ese es el tipo de vampiro que realmente me gusta, hay muy buenas historias relacionadas con los vampiros, me gustó mucho La Historiadora, por ejemplo, al igual que Lestat que está en el artículo, pero si me ha defraudado el vampiro de las nuevas historias, uaff…específicamente esa que mencionas!

      • J. A. Cantallops

        La de la historiadora no la he leído, y bueno de Lestat me reservo mis opiniones ya que nunca llegué a completar el primer libro.
        Jajaja, sabes lo más curioso de todo, Crepúsculo todavía no era famoso cuando Limyaael escribió en ese artículo, todavía estaban escribiéndolo y no habían películas.

      • Luthien

        Pues mejor que Entrevista con el Vampiro que es el primero, esta Lestat el vampiro, que es la segunda parte, y aunque no todos los libros de las Crónicas Vampiricas de Anne Rice están buenos, pues hay algunos que se pueden leer y son pasables, al menos los primeros tres y algún que otro salteado, pero bueno es cuestión de gustos también…y no, Crepúsculo no me gusta para nada y considero esa saga una de las peores que han pasado por mis ojos, creo que ya para el último libro era una mezcla de x-men con Alien, que horror de escritura! me gusta leer para tener conocimientos y debatir después, pero que error leerlo! jajajaja, pues sí que se adelantó entonces a lo que vendría después…

      • J. A. Cantallops

        Bueno, si los mejores libros son posteriores al primero realmente no hay muchas posibilidades de que hubiera seguido adelante leyendo.
        Creo que al mismo nivel están las películas, pero causó una furia inmensa cuando yo estaba en la secundaria y posteriormente en el pre, es como ahora con After y después sucedió con 50 sombras de gray: literatura para las masas, sin demasiada originalidad.
        Bueno, como recomendación te digo que te leas Anita Blake de la que habla Limyaael en la diatriba, está muy buena, los vampiros no son demasiado originales, pero ella como narradora de la historia es muy interesante, ingeniosa y tiene peluches.

      • Luthien

        De Anita Blake me leí los primeros 5 libros, luego no seguí la saga, es muy larga, aunque ya el Yoss me dijo que el sexto está bastante bueno, jajaja

      • J. A. Cantallops

        Bueno, hay un sexto libro en español y tengo hasta el 16 en inglés, así que si ya sabes y quieres adentrarte en el lenguaje oscuro hay lectura de sobra 😉

      • ropeh

        Jajaja, buena esa, el vampiro llorica! De hecho, los Culeen (creo que era algo así) eran algo así como vegetarianos dentro de los vampiros. ¿Has leído algo de Mundo de tinieblas?

      • Luthien

        Ese de Mundo de las Tinieblas me suena de algo, dime más o menos de que trata y te digo si he leído algo o no…y bueno odio ese tipo de vampiros! jajaja

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *