02 Segundos clásicos de la fantasía (1981-1995),  Novelas de Fantasía,  Reseñas de novelas de Fantasía

Los Leones de Al-Rassan, Guy Gavriel Kay

Reseña por: José Alejandro Cantallops Vázquez

La península de Al-Rassan es un lugar lleno de religiones: al norte viven los jaditas que rinden culto al sol, al sur los asharitas que adoran a las estrellas y, entre ellos, habitan los kindath, el pueblo errante que venera a las lunas gemelas. Durante el reinado de los grandes califas los tres pueblos han convivido en una paz relativa, pero hace quince años Ammar ibn Khairan, un poeta y guerrero asharita hará que su nombre entre en la historia por matar al último de los califas. A partir de entonces la vida en la península quedará dividida en los conflictos religiosos y las ambiciones de los pequeños reyes que no duran lo que una flor de primavera.

Quince años después del asesinato del último califa, Fezana es una ciudad que debe pagar por la rebeldía de su pueblo. Pocos saben de este castigo, menos Jehane bet Ishak, doctora e hija de Ishak ben Yonannon, el médico más famoso de la península. Ella con sus casi treinta años es una mujer soltera, inteligente, ingeniosa y un buen médico, sin embargo, el destino hará que Ammar ibn Khairan vaya a buscarla a su puesto de trabajo sin que ella lo reconozca, para que atienda a un paciente. Dicho paciente debe asistir a una importante reunión, pero Jehane lo impide, a pesar de los ruegos del paciente, expulsar una piedra del riñón es un asunto serio. A pesar, de que su opinión se enfrente a la de Ammar ibn Khairan, este accederá a permitir la ausencia del paciente, marcando de esta manera el destino de Jehane.

Ammar ibn Khairan, se convirtió en el hombre de confianza del rey de Cartada, Almalik de Cartada, cuando a sus órdenes mató al último califa. Desde entonces ha destacado por su ingenio, su habilidad con la espada, sus modales y su poesía, convirtiéndolo, a la vez, en uno de los hombres más cultos y peligrosos de Al-Rassan. Ahora se encuentra en la ciudad de Fezana acompañando a su pupilo, Almalik, hijo del rey de igual nombre, para inaugurar la nueva ala del palacio y dar una lección a los rebeldes.

No conoce cuál será la lección, pero si quiénes deben ser invitados, incluyendo un comerciante de seda que acaba de ver agravada su enfermedad. Es así como conoce a Jehane bet Ishak y queda cautivado por su ingenio, pero es un hombre acostumbrado a no ilusionarse demasiado, nadie con su fama ha sobrevivido tanto dejándose llevar por los impulsos.

Por tanto, vuelve al palacio, dónde se encuentra con el resto de los invitados, sin sospechar la masacre que se cometerá y que cargarán a su nombre. ¿Qué es una masacre de comerciantes y nobles para el hombre que mató al último califa? La respuesta, es demasiado, Ammar ibn Khairan solo mata cuándo su honor lo exige y el rey de Cartada aprenderá lo que esto significa. Pero antes, deberá advertir a Jehane, su vida y la del comerciante que no asistieron a la reunión corren peligro.

Rodrigo Belmonte es el Azote de Al-Rassan, el mejor guerrero jadita de los reinos del norte. Él y su compañía son temidos como los mejores soldados de la península y el rey Ramiro de Valledo le ha encomendado la misión de recoger los tributos de la ciudad de Fezana. Es un hombre justo y conocido por cumplir siempre su palabra, pero su relación con el nuevo rey y su condestable Conde de Rada no es la mejor, más cuándo le advierte a este último que aplicará la justicia del rey si encuentra a su hermano saqueando las tierras de Fezana.

Pero al llegar a las tierras de Fezana se encuentra con la masacre que ha ordenado el rey de Cartada, así como a Jehane y al comerciante que Khairan que ha salvado. Al igual que este último queda impresionado por la belleza de Jehane, pero un asunto más urgente requerirá de su atención, están saqueando una aldea y es el hermano del condestable quién lo hace.

 Durante ese día la vida de estos tres personajes cambiará por completo y aunque se separen temporalmente volverán a unirse por circunstancias del destino. Una vez juntos descubrirán que más allá de creencias y prejuicios, nada puede opacar la grandeza de los hombres en una península que se dirige hacia un período conflictivo.

Al igual que con mi reseña sobre el primer libro de los Guerreros de Troya: El arco de Plata, de David Gemmell, me hizo falta más de una página y media para resumir la complejidad de este libro. Un poco más largo de lo que estoy acostumbrado a leer últimamente, Guy Gavriel Kay nos regala una novela independiente de fantasía histórica basada en la historia de la península española que da gusto leer.

No solo por la especulación histórica inherente al desarrollo de la España de Al-Andalus en un mundo alternativo dónde dos lunas coronan las noches. Kay nos regala personajes realmente ingeniosos, no las presunciones de ingenio que he leído en otras novelas del género. Jehane, Rodrigo y Ammar destilan un ingenio que sale de la página y deja (por lo menos a mí), la sensación de una persona ingeniosa, inteligente y cuyos diálogos pueden tener varias capas de significado que solo un lector atento puede captar en su plenitud.

Además, nos muestra una novela dinámica, dominada por el drama y un tono oscuro que siempre rodea al cambio de las sociedades, esos momentos durante los cuáles, en un solo día, todo lo que conoces puede cambiar para siempre. En el caso de los personajes, la Al-Rassan que conocían, con sus tres fes conviviendo en un mismo mundo. Aquí es dónde he encontrado el único defecto que le encuentro a la escritura de Kay, y es que a veces adquiere el tono de gran narrador de cuentos y le adelanta al lector conclusiones propias.

Otro aspecto que disfruté en esta novela y no lo había encontrado antes en mis lecturas (que ya van por más de 250 títulos), es la habilidad de Kay cómo poeta. Mediante mis traducciones de Limyaael, admirado del autor había obtenido la referencia de que era tan buen escritor como poeta. La poesía que escribe y deja que el lector disfrute cómo versos de Ammar sacuden el alma de quién está sumergido en la historia.

Así que creo que la mejor forma de terminar esta reseña y animarlos a leer este libro es con un poema que aparece en la historia:

Preguntadle a Fezana qué ha sido de Fibaz

Y dónde está Ardeño o dónde Lonza.

¿Donde está Ragosa, la sede de un gran saber?

¿Cuántos hombres sabios quedan en ella?

¿Dónde está Cartada, la ciudad de las flores?

¿En el rojo valle de su poder?

¿O Seria, donde fue hilada la seda?

¿Dónde están Tudesca, Elvira, Aljais?

¿Y dónde, en esta penumbra, está Silvenes?

¿Y los arroyos, los jardines perfectos y

Los patios de muchos arcos del Al-Fontina?

Los aljibes y las fuentes lloran de pesar

Como lo hace un amante cuando el alba llega

Para alejarlo de su deseo.

Lloran la muerte de los leones,

El fin de la amada Al-Rassan

Que ya no está.

Descargar: Los leones de Al-Rassan, Guy Gavriel Kay .epub

 

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

6 Comentarios

    • José Alejandro Cantallops Vázquez

      Me alegra mucho que te gustara, casi seguro de que te gustó el personaje de la doctora. Para mi es lo mejor de Kay, aunque últimamente a la gente no le parecía la gran cosa.

      • Gamora

        La doctora Jehane es un personaje muy logrado -todos los que me he encontrado, desde el mercader Ibn Musa hasta Alvar y (Spoiler!) su desafotunada meada detrás del carro de heno jjj. Y qué decir de Rodrigo y Ammar. Empecé algo distante la lectura, confieso, sobre todo porque la cosa más menos empieza (Otro spoiler!) con la dichosa vasija de vidrio en la que Jehane examina el orine, fue un WDF moment… peeero, la intención de generar curiosidad Kay la logra y de ahí a engancharme por qué un recipiente tan ordinario viene a ser importante, o que por qué el Día del Foso lo fue… pues en seguida suceden cosas y no puede apartarme de la lectura: la escena de la decapitación -que tuve que leerme tres veces porque de la nada zas! cabezas rodando!, y después las escenas de Rodrigo muy buenas. y la historia del padre de Jehane, hace mucho reflexionar -imagínate, mis padres son médicos, me toca un poco el tema! Cuando me lo termine quizás tenga una visión y criterio más contundente, de momento estoy en la fase de enamoramiento de los personajes y el mundo de Esperaña 😉

      • José Alejandro Cantallops Vázquez

        Oh, vaya, el libro te tocó de cerca entonces, me alegro que haya sido así. Y has evito de manera magistral dejar muchos spoilers e intrigar al no lector 🙂

    • J. A. Cantallops

      Me alegra que te anime, la poesía está muy buena, así como los personajes. Realmente una de las mejores novelas que me he leído este año. Y tus opiniones serán bienvenidas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *