Reseñas de novelas de Fantasía

Reseña El pensamiento de las mil caras, R. Scott Bakker

Finalmente, Kellhus se ha hecho con el control absoluto de la Guerra Santa. Ningún fiel duda que sea un profeta en vida, el hermano de Inri Sejenus, un hombre destinado a llevar hasta Shime al pueblo santo, las más sagrada de todas las ciudades y despojar de ella a los infieles. Sin embargo, más allá de la culminación de la guerra y el viaje espiritual de los cruzados, este acercamiento significa que pronto se encontrará con su padre, el hombre por el que ha cruzado medio mundo para asesinar.

El Consulto y sus espías piel se revuelven con nerviosismo alrededor del misterio que representa este nuevo Profeta Guerrero. Su existencia ha sido revelada al mundo y sus agentes son perseguidos, los hombres que antes controlaban con facilidad recelan. Y el culpable de todo ello es este dunyaino que se hace pasar por profeta y su padre que dirige a los cishaurim. Y derribarlos se convertirá en su principal objetivo, incluso si para esto deben usar la locura del único hombre que los conoce a ambos.

¿Se puede tener celos y adorar al mismo tiempo a un hombre? Achamian sabe que si el objetivo de sus celos fuese un simple mortal no habría duda, pero se trata de Kellhus, el Heraldo de la Segunda Apocalipsis. El mismo hombre que se acuesta con Esmet, aquel al que deberá entregarle el mayor secreto de su escuela: la Gnosis. Sin embargo, sabe que lo entregará todo, debido a que ese hombre es la única esperanza que tiene la Humanidad de sobrevivir.

Este tercer libro, El pensamiento de las mil caras no estuvo a la altura de los dos anteriores y se nota que a pesar del gran alcance de la Guerra Santa y el parricidio, la historia es sólo una introducción al verdadero show: la Segunda Apocalipsis. Dicha historia R. Scott Bakker la aborda en su pentalogía The Emperor-Aspect, que se encuentra sin traducir. Pero me desvío, déjenme hablarles sobre este libro en específico.

Al decir que no estuvo a la altura de los anteriores no significa que fuera un libro malo, no, sólo que no estuvo a la altura de las expectativas que el autor había planteado en mí, especialmente cuando llega el tan ansiado encuentro entre padre e hijo. El libro está lleno de filosofía y esta puede arruinarte su disfrute si no te interesa sumergirte en dejarte llevar por pensamientos profundos.

En cuanto a sus personajes, Kellhus se convierte en un semidios con poderes divinos y se convence de que allá fuera hay algo que lo ha llamado y le envía visiones, que lo ha convertido en un profeta. Cnaiür cede finalmente a la locura y sus impulsos gays reprimidos. Mientras que Achamian y Esmet danzan uno alrededor del otro, separados por Kellhus, pero aun ansiándose en secreto.

Sin embargo, para mí, lo mejor que tiene el libro es la explicación metafísica que da su autor sobre cómo funciona la magia en su mundo. Todas las almas de los hombres son porciones de dios que al encarnan olvidan su origen divino. Pero las almas de algunos de ellos conservan unos mínimos recuerdos y por ello se convierten en magos. Al final, todos somos la misma persona, todos somos dios. Claro, todo esto enterrado bajo una explicación metafísica que si no estás acostumbrada a ella te parecerá algo demasiado pesado de leer y abstracto.

Pero si ya te leíste los dos libros anteriores, quieres seguir leyendo más sobre el Profeta Guerrero, el fin de la Guerra Santa y adoras la fantasía compleja. Entonces, El pensamiento de las mil caras, de R. Scott Bakker es el libro que deberías leer.

Descargar El pensamiento de las mil caras, R. Scott Bakker

Comparte esta entrada y ayuda al blog.

Ingeniero industrial y profesor de Ergonomía de día y, de noche, escritor de fantasía y traductor. A finales del 2017 crea el blog El último puente, con la intención de aumentar la lectura de la fantasía y su escritura dentro de Cuba.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *